En lo que va de 2016, los créditos adicionales para cubrir el incremento del salario mínimo, las pensiones y la escala de sueldos del sector público suman 2,6 billones de bolívares, 278 % más que en igual lapso de 2015.

Caracas. Los pagos laborales impactan en las cuentas del Gobierno, y el gasto para salarios, pensiones y otros compromisos laborales se ha disparado en más de 200 % este año.

En el presupuesto de 2016, la administración de Nicolás Maduro contempló para remuneraciones y pensiones 383 millardos de bolívares, recursos que se quedaron cortos para atender los gastos de personal.

Las erogaciones en detalle:

1. ¿Por qué se incrementa el gasto?

Por el peso de la nómina estatal. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el sector público hay 2,7 millones de trabajadores, mientras que en igual lapso de 2006 eran 1,8 millones. Adicionalmente, el número de pensionados del Seguro Social, de acuerdo con lo indicado por las autoridades, llega a tres millones de personas, y hace 10 años estaban por el orden de los 900.000.

2. ¿A cuánto asciende la asignación para remuneraciones?

Las autoridades cuando elaboran el presupuesto colocan ingresos y gastos muy por debajo de las necesidades reales y para cubrir las obligaciones tramitan créditos. En la asignación de este período se previeron para gastos de personal 383 millardos de bolívares, y en el transcurso de 2016, el presidente Nicolás Maduro ha autorizado créditos adicionales por 2,6 billones de bolívares para atender: salario mínimo, pensiones, sueldos del personal de los entes oficiales, bono de alimentación, primas, vacaciones, entre otros.

Esos egresos adicionales en materia salarial han subido 278 % respecto al mismo período de 2015, cuando se autorizaron 687 millardos de bolívares, indican los datos oficiales.

Lee también
Gobierno ajusta el salario a Bs. 27.091 y el bono de alimentación a Bs. 63.720

3. ¿De cuánto han sido los ajustes?

El salario mínimo con la última revisión sube a 27.091 bolívares y en el año se ha incrementado en 181 %. El bono de alimentación se eleva a 63.720 bolívares y se ha disparado 844 % en el transcurso de 2016.

4. ¿Cómo se han financiado esas operaciones para cubrir los salarios?

Con los recursos no ejecutados en 2015 que se transfirieron al Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), los ingresos tributarios y el financiamiento monetario, es decir, el Banco Central de Venezuela (BCV) fabrica bolívares para atender las necesidades del sector público.

5. ¿Ese gasto se disparará?

Sí, por el cuarto aumento del salario mínimo y el ticket de alimentación y la cancelación de los tres meses de aguinaldos para los trabajadores públicos y los pensionados.

La firma Torino Capital estima que la revisión del sueldo elevará en 9 % el gasto de nómina del Gobierno en lo que queda de año. Y prevé que para esos compromisos se seguirá recurriendo al financiamiento monetario.

Foto referencial: AVN


Join the Conversation