Familiares de Victoria Bello no saben nada de su paradero desde el pasado 2 de junio, cuando volvía a su hogar en el sector Sisipa. Un sujeto atendió el celular que tenía la pequeña y alegó que no la devolverían hasta que apareciera su moto.

Caracas. A las 8:00 p. m., a Yurimar Pinto le extrañó que su hija de 11 años no hubiese regresado a la casa, en el sector Sisipa del municipio Baruta. Siempre que iba a donde su abuela, a pocas cuadras, volvía temprano. Por eso decidió ir a buscarla y no estaba.

La mamá de Yurimar le contó que Victoria del Carmen Bello Pinto se había ido hace más de media hora. Extrañados, comenzaron a buscarla. Unos vecinos que se encontraban en una redoma la vieron pasar, pero no supieron más de ella.

La pequeña está desaparecida desde el pasado viernes 2 de junio. No hay rastros de ella, salvo unos gritos que oyeron habitantes de la zona ese día. El sábado 3 de junio, a las 11:00 a. m. sus familiares llamaron al celular que la joven cargaba, propiedad de Yurimar, y un hombre les respondió alegando que hasta que no le regresaran su moto no la devolverían. Después lo apagaron.

Ingrid Guarota, tía de la pequeña, fue la mañana de este miércoles 7 de junio a la morgue de Bello Monte para descartar que estuviese ahí. Por fortuna, no la encontró. Denunció que las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) no les habían dado apoyo ni querido tomar la denuncia tras conocer que estaba desaparecida.

Los padres de la niña fueron a denunciar pero les dijeron que debían esperar 72 horas, que viéramos si estaba con algún noviecito. Esa niña aún juega muñecas, ¿cómo nos van a decir eso?, contó.

Este miércoles regresaron a la policía científica para formular la denuncia nuevamente. Mientras, los vecinos han ayudado a los familiares a buscar en la zona rural, pero no hay rastros de ella. Ingrid alegó que es un sector muy solitario.

Lee también
Vecinos de Pinar Alto en El Paraíso denuncian "ocupación ilegal" hecha por exfuncionario policial

Parientes de la niña investigan si pudiese estar secuestrada. Presumen que la confundieron con la hija de un supuesto delincuente de la comunidad, que se dedica al robo de motocicletas en Turgua, municipio El Hatillo.

Victoria estudia 6to grado en el colegio Abilio Reyes Ochoa, ubicado en el sector La Mata, y es la menor de cuatro hermanos. Vive con sus padres y su tía descarta que alguno de sus hermanos pudiera estar metido en algún problema.

“Son una familia muy humilde que no se mete en problemas, los hermanos mayores, de 17 y 14 años, son muchachos sanos”, sostuvo.

Foto: Yohana Marra, cortesía familiares


Participa en la conversación