La Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro estadounidense, sancionó a cuatro altos mandos de las FANB y a dos de la PNB por el rol que jugaron en evitar la entrada de la ayuda humanitaria el 23-F y por los hechos de violencia que se registraron ese día en los estados Táchira y Bolívar.

Caracas. Este viernes el Departamento del Tesoro anunció nuevas sanciones contra funcionarios militares y policiales alineados con Nicolás Maduro por el papel que estos jugaron en evitar la entrada de la ayuda humanitaria a Venezuela el pasado 23 de febrero (23-F), así como los hechos de violencia generados por cuerpos de seguridad del Estado en la misma fecha.

Las nuevas sanciones llegan solo 9 días después de que se registraran hechos de violencia en los estados Táchira y Bolívar, los cuales dejaron un saldo de al menos 4 muertos y más de 300 heridos en total.

En un comunicado de prensa el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, señaló que las nuevas sanciones son en respuesta al “bloqueo del ilegítimo expresidente Nicolás Maduro” de la ayuda humanitaria para el pueblo venezolano.

“Los bloqueos de camiones y barcos cargados con ayuda humanitaria por parte del antiguo presidente Nicolás Maduro son el último ejemplo de cómo su régimen ilegítimo usa como arma la entrega de comida y de insumos críticos para mantener bajo control a venezolanos vulnerables. Nosotros estamos sancionando a un grupo de miembros de las fuerzas de seguridad de Maduro responsables por violencia, trágicas muertes y la quema inconsciente de alimentos y medicinas destinadas para venezolanos enfermos y hambrientos”, dijo el secretario Mnuchin, quien agregó que su departamento se mantendrá apuntando a funcionarios chavistas que “prologuen” la crisis.

Lee también
Maduro solicita al Gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden

“Los Estados Unidos se mantendrán apoyando fuertemente los esfuerzos del presidente interino Juan Guaidó y el Departamento del Tesoro continuará apuntando a seguidores de Maduro que prolonguen el sufrimiento de las víctimas de esta crisis humanitaria creada por el hombre”, señaló.

Los sancionados son cuatro efectivos de las Fuerzas Armadas Nacionales y dos de la Policía Nacional Bolivariana, todos señalados por el gobierno estadounidense como responsables de los hechos ocurridos el pasado 23-F en los estados Táchira y Bolívar, y son los siguientes: Richard Jesús López Vargas (mayor general y comandante general de la GNB), Jesús María Mantilla Oliveros (mayor general y comandante de la REDI Guayana), Alberto Mirtiliano Bermúdez Valderrey (general de División de la ZODI Bolívar), José Leonardo Norono Torre (general de División y comandante de la ZODI Táchira), José Miguel Domínguez Ramírez (comisario en jefe de las FAES en el estado Táchira) y Christhiam Abelardo Morales Zambrano (director de la PNB y coronel dentro de la GNB).

Esta nueva ronda de sanciones a funcionarios chavistas es anunciada apenas una semana después de que la OFAC sancionara a cuatro gobernadores del chavismo, entre ellos Rafael Lacava, gobernador de Carabobo, quien había servido como principal vínculo de diálogo entre el gobierno de Maduro y la administración de Donald Trump.

Además de Lacava, también fueron sancionados el pasado 25 de febrero los gobernadores Omar Prieto del Zulia, Jorge Luis García Carneiro de Vargas y Ramón Carrizales del estado Apure.


Participa en la conversación