Debido al proceso hiperinflacionario que atraviesa Venezuela, el precio de un cartón de huevos se eleva a los 500.000 bolívares y alcanza, por poco, lo correspondiente al bono de alimentación.

Caracas. Dos meses después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara el aumento de 40 % en el salario mínimo integral, los 797.510,4 correspondientes a un mes de trabajo solo alcanzan para comprar un cartón de huevos y un kilo de queso duro en Quinta Crespo.

Es decir, el venezolano asalariado debe destinar hasta 62 % de su ingreso neto solo para comprar un cartón de 30 huevos que en los mercados cuesta 500.000 bolívares, y que en un año subió 9515 %. En enero de 2017 estaba en 5200 bolívares.

Actualmente, un solo huevo puede costar 16.660 bolívares en mercados municipales.

Los derivados lácteos también se han encarecido con velocidad y todos superan los 200.000 bolívares. Hasta esta semana, el queso duro tradicional se ofertaba en 295.000 bolívares y solo el queso tipo Requesón se mantiene por el orden de los 220.000 bolívares.

Frente a los elevados precios, Carolina Velázquez comenta que su patrón de consumo proteico se ha modificado.

El precio de los huevos es igual en todos lados. No hemos eliminado esta proteína, pero hemos reducido la cantidad que comemos. Lo rendimos en perico y sustituimos con granos, comentó.

Foto referencial

Lee también
Maduro realiza cuarto aumento del salario mínimo en el año y lo lleva a Bs 3 millones


Participa en la conversación