Según la Red Defendamos la Epidemiología 2015, tienen un acumulado de 8835 enfermos. Proyectan que para finales de año, cuando faltan 12 semanas, la cifra puede rondar los 12.250 pacientes.

Caracas. El peligroso aumento y expansión de la malaria en Venezuela debe ser atendido sin dilación como un grave problema de salud pública, según expresó el doctor y exministro de Salud, José Félix Oletta, quien alertó sobre la prevalencia de la enfermedad en niños menores de 10 años.

Dijo, en nombre de la Red Defendamos la Epidemiología, que no tienen datos específicos de la afección en niños de 0 a 5 años, pues el Ministerio de Salud no los publica desde noviembre de 2014. No obstante, indicó que la incidencia acumulada en menores de 10 años, desde 2011 hasta 2014, subió de 5240 a 9206 casos.

Mientras que en 2015 tienen un acumulado de 8835 enfermos y proyectan que para finales de año la cifra puede rondar los 12.250 pacientes.

Según la Red, se producen unos 2000 casos cada semana (entre adultos y niños). De esos, 11 % son menores, es decir, que cada semana se infectan 200 pequeños, explicó Oletta.

Por tanto insistió en que deben revisarse con urgencia las actividades y componentes del Programa Nacional de Vigilancia Control de la enfermedad en Venezuela, entre ellos, la calidad de los medicamentos antimaláricos y las recomendaciones terapéuticas.

Venezuela participó, hasta 2008, en el programa regional para un marco de control y mejoría de la calidad de los antimaláricos en uso, utilizando pruebas básicas, rápidas y de bajo costo. Desde entonces, y sin justificación alguna, se retiró del Programa y no aportó información en cuanto al control de la calidad de los tratamientos, señaló.

Por otra parte, dijo, las acciones oficiales para dotar de mosquiteros impregnados con insecticidas a las poblaciones que viven en localidades con alto riesgo de transmisión son prácticamente inexistentes.

Lee también
Denuncian que OPS envió antimaláricos y antirretrovirales en 2017 que no llegaron a los pacientes

Durante el año 2014, el Ministerio para la Salud admitió que solo adquirió 3159 mosquiteros impregnados con insecticidas, para una población de más de un millón de personas que habitan en municipios de alto riesgo. Solo 0,3 % de esta población está protegida. Sabemos que esta es una medida fundamental para prevenir y reducir el riesgo de enfermar de los niños, particularmente los menores de un año, y se dejó de aplicar, manifestó.

Además denunció que en los últimos ocho años no se han publicado estudios de calidad de los antimaláricos y su relación con la morbilidad, la mortalidad y la resistencia de los parásitos a los mismos. Tampoco los efectos secundarios y la toxicidad registrada en las personas.

Por tanto, no se sabe si se están cumpliendo los protocolos y esquemas de tratamiento, si escasean algunos medicamentos o si se están combinando. No sabemos qué disponibilidad hay en los actuales momentos, luego de la actualización del programa hecha por el Ejecutivo en mayo pasado, completó el investigador.

Oletta mencionó que recientemente se habló en el ámbito gubernamental de una micromisión para la malaria. Pero todo es a futuro. Dicen que van a traer 500.000 unidades de tratamiento, pero todo lo conjugan con el verbo del futuro. De qué nos sirve todo esto si no hay información disponible sobre la epidemia, de qué sirve si ocultan lo que está pasando, principalmente en la población más vulnerable como son los niños menores de 10 años y las madres embarazadas, sentenció.

Foto: Angeliana Escalona

Lea también:

 La malaria se pertrecha en 11 estados del país

Lee también
Por escasez de agua desde hace 74 días no operan en el Clínico Universitario


Participa en la conversación