Según los cálculo de la Asamblea Nacional, la inflación anualizada fue de 4068,2 %. Las firmas económicas proyectan que por ahora al cierre del año los precios subirán más de 10.000 %.

Caracas. A los venezolanos su salario se les pulveriza con rapidez porque el país está en hiperinflación. La Asamblea Nacional (AN) calcula que en enero la inflación fue 84,2 %.

En ese comportamiento tuvo incidencia el costo de los alimentos que en un mes registraron una variación de más de 140 %. Hoy quien gana un salario mínimo de 248.510 bolívares ya no puede adquirir ni un cartón de huevos, porque está en 500.000 bolívares.

En la primera semana del año, la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Económicos (Sundde) ordenó a los supermercados bajar los precios de los rubros al valor que tenían en diciembre de 2017, lo que generó caos en los comercios. La medida generó una crisis de abastecimiento, que se refleja en los anaqueles vacíos.

Frente a la baja oferta de bienes, el Banco Central de Venezuela sigue imprimiendo bolívares de forma desordenada para atender el gasto del Gobierno, lo que causa mayor presión a los precios.

Los parlamentarios estiman que la inflación anualizada es de 4068,2 %. Las firmas económicas por ahora proyectan que al cierre del año la variación será mayor a 10.000 %.

Lee también
¿Qué se puede hacer para sobrevivir a la hiperinflación?

Foto referencial.



Participa en la conversación