Varios focos de violencia fueron repelidos por la Guardia y la Policía Nacional en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de Chacaíto, Las Mercedes y Altamira. Se registraron al menos 50 detenidos.

Caracas. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cumplió su cometido con la Toma de Caracas. Ocupó de cabo a rabo la ciudad pacíficamente. Sin embargo, después de que finalizó el acto, un grupo de hombres encapuchados originó focos de violencia en la autopista Francisco Fajardo, Las Mercedes y Altamira.

En la Francisco Fajardo, a la altura de Chacaíto, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) reprimieron con bombas lacrimógenas y perdigones a los jóvenes quienes, con franelas envueltas en su cabeza, movilizaron escombros hasta la vía e intentaron prenderles fuego.

Foto: Crónica Uno / Miguel González
Foto: Crónica Uno / Miguel González

En Chacao hubo una escaramuza por la detención de un presunto ladrón y ya pasadas las 3:00 pm en la autopista Francisco Fajardo, un grupo de manifestantes cerró la vía. De inmediato se hizo presente el equipo antimotín.

También en la entrada del Centro Comercial Sambil se reportó un conato de disturbio, que hizo correr a más de uno al interior del edificio. Mientras en la autopista a nivel de Las Mercedes, otro grupo de marchistas se concentró, pero les llegó un equipo antimotín más fuerte.

Lee también
Amenazas del oficialismo no impidieron masiva marcha opositora en Puerto Ordaz

Primero los enfrentó una barricada de la PNB, luego de la GNB y detrás un  contingente de tanquetas acompañado por la ballena le hacían frente. Entre los ánimos caldeados y cansados de aquellos que caminaron más de 10 kilómetros hubo quienes quisieron pasar la barrea.

En la plaza Altamira se repitió. La Policía del estado Miranda restableció el orden y detuvo a varias personas, que participaron en los hechos violentos. El alcalde del municipio Chacao, en horas de la tarde, informó que la zona había vuelto a la normalidad.

Foto: Crónica Uno / Miguel González

Gerardo Blyde, alcalde del municipio Baruta, destacó que las escaramuzas fueron ejecutadas por un grupo de infiltrados, que usaron la violencia para “tratar de mancharla”.

A una unidad de Polibaruta le lanzaron bombas molotov, a la altura de Las Mercedes, y dos funcionarios resultaron heridos. De acuerdo con el alcalde, una comisión aprehendió al encapuchado que causó los daños y lesiones a los policías.

El bululú provocó que la gente corriera hacia El Rosal o Las Mercedes. Incluso llegaron por los lados de Bello Monte repelidos por el efecto de los gases. Otros caminaron hasta los alrededores de Plaza Venezuela y Ciudad Universitaria pero las estaciones del Metro seguían cerradas.

Había muy poco transporte público. Y los accesos desde Las Mercedes hacia la autopista estaban cerrados, lo que dificultó la movilidad de las personas que se presentaron al evento convocado por la MUD.

Foto: Crónica Uno / Miguel González
Foto: Crónica Uno / Miguel González

Más de 50 detenidos

El Foro Penal Venezolano informó que los enfrentamientos, que ocurrieron luego de que finalizó la Toma de Caracas, dejaron al menos 50 personas detenidas.

Alfredo Romero, abogado y director ejecutivo del Foro Penal, notificó a través de su cuenta en Twitter que hasta las 6:00 pm habían liberado a 20.

Miembros de la MUD sostuvieron que quienes se enfrentaron a los funcionarios en la autopista Francisco Fajardo, Las Mercedes y Altamira podrían ser infiltrados que procuraban empañar el éxito de la marcha.

Fotos: Miguel González


Participa en la conversación