FAES asesinó en Aragua a uno de los implicados en el crimen de un matrimonio en Perú

las FAES

Un aviso de los residentes del urbanismo socialista El Arsenal, en el municipio Mario Briceño Iragorry, en Aragua, alertó a las FAES sobre la presencia de dos sujetos sospechosos. Ambos fallecieron en un enfrentamiento con los funcionarios policiales. Uno de ellos estaba implicado en el asesinato de un matrimonio en Arequipe, Perú, crimen que desencadenó rechazo contra la comunidad venezolana en ese país.

Maracay. Como Wisneilkel Alexander Bravo, alias “El Papo”, cédula de identidad 27.333.687 y Héctor Jesús Rodríguez Osto, cédula de identidad 23.919.659, fueron identificados dos sujetos asesinados por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana en el estado Aragua, luego de que una llamada por parte de los vecinos del urbanismo socialista El Arsenal, ubicado en el municipio Mario Briceño Iragorry, alertara a los funcionarios y estos se presentaran este miércoles 5 de junio, en la Torre 52.

De acuerdo con la minuta policial, desde el apartamento número 2 recibieron disparos al que los funcionarios de las FAES respondieron. En lo que describen como un enfrentamiento resultaron muertos los sospechosos.

El primero de ellos había sido señalado como uno de los autores materiales del asesinato de un matrimonio peruano, ocurrido el pasado 23 de mayo en la provincia de Caravelí, capital de Arequipe, en Perú. Se trataba de Javier Navarro de la Fuente y su esposa, Susana Méndez de Navarro, productores de pisco en Arequipa, Perú.

De acuerdo con la prensa peruana, el cuerpo de Navarro de La Fuente fue enterrado en su fundo, ubicado a 40 minutos de la vivienda en el sector conocido como La Huarca, y presentaba quemaduras en la cabeza, mientras que su esposa fue localizada en una habitación de la vivienda, atada de pies y manos en una silla y con cinta adhesiva en la boca.

Lee también
Para tramitar visa humanitaria a Perú aceptarán pasaporte vencido

Las pesquisas policiales en Perú determinaron que dos trabajadores venezolanos, Wisneilkel Alexander Bravo y José Salcedo Pérez, de 19 años, que habían sido contratados un mes antes, dieron muerte a la pareja y huyeron a Ecuador con el dinero que le robaron al matrimonio, producto de la venta de uvas.

Según reporta El Comercio, de Perú, un juzgado de Caravelí dictó orden de detención preliminar por siete días contra Bravo y Salcedo. A un tercer sospechoso, también venezolano, identificado como José Luis Blanco Camacho, no se le libró orden de detención porque no se encontró “ningún elemento de convicción que lo vincule al crimen”.

El pasado 30 de mayo, en un acto público, el alcalde de la provincia de Caravelí, Arturo Montesino, pedía a los venezolanos que se fueran de su localidad por el terrible crimen cometido, declaración que fue calificada como xenofóba por la comunidad venezolana radicada en Perú.

Ese mismo día, circularon en la prensa peruana fotografías de los implicados, disfrutando y divirtiéndose en una piscina, aparentemente en Ecuador, a donde habrían huido luego de cometer el crimen. Uno de ellos fue reconocido por las autoridades policiales de Aragua como el sospechoso por el asesinato del matrimonio peruano.

Este jueves, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció el endurecimiento de las medidas migratorias para los venezolanos, que deberán solicitar una visa de carácter humanitario


Participa en la conversación