El gasto de 2017 establece los lineamientos que seguirá el Ministerio de Finanzas y uno es la creación de un plan antiinflacionario, pese a que el comportamiento de los precios no se ha informado.

Caracas. La restricción en la liquidación de divisas a los sectores clave de la economía se extenderá y para este año el Gobierno nuevamente insistirá en la definición de un presupuesto de divisas para las importaciones.

Desde 2013, la administración de Nicolás Maduro ha estado recortando la entrega de dólares a las industrias, lo que ha impactado en la adquisición de materia prima y equipos para producir y ha incrementado el desabastecimiento de artículos básicos.

A la par de esa reducción, las autoridades han estado anunciando la conformación de un presupuesto con el objeto de “priorizar” la autorización de dólares oficiales que, si bien no se ha concretado, para este año las autoridades estiman que sí lo elaborarán.

En la Ley de Presupuesto de 2017, el Ministerio de Finanzas tiene como uno de sus lineamientos “definir un Presupuesto Integral de Divisas para las Importaciones y demás necesidades del Sector Público”.

Se menciona el objetivo sin dar detalles de cómo se ejecutará dicha asignación. El pasado 9 de enero, el Jefe de Estado solamente indicó que “el gabinete se encuentra trabajando en el plan de divisas para 2017”.

Lee también
Gobierno gastará casi 14 millardos de bolívares en inteligencia en 2017

Si con un precio del petróleo en 90 dólares, el Ejecutivo dio menos divisas, con un barril en 45 dólares la disminución sigue. El pasado año, las importaciones de bienes alcanzaron los 17,9 millardos de dólares, 50 % menos que en 2015, según cifras de Ecoanalítica. El 2017 arrancó sin mejorías y los datos de la firma señalan que en enero la liquidación de billetes verdes tuvo una reducción de 72 %, respecto a igual período de 2016.

Además de la “prioridad” en la entrega de dólares, el despacho que dirige Ramón Lobo tiene entre sus líneas un plan antiinflacionario, a pesar de que el Banco Central de Venezuela (BCV) no ha divulgado la inflación de 2016, y cuya información extraoficial es más de 400 %.

La Ley destaca que a lo largo de 2017 se diseñará “un programa antiinflacionario de origen fiscal, para coadyuvar a la estabilidad de los precios, con metas macroeconómicas y presupuestarias que garanticen la credibilidad de la política económica”

El Gobierno plantea estabilidad cuando imprime dinero para cubrir el déficit de las empresas públicas y esos bolívares que se inyectan a la economía presionan los precios, porque además hay una baja oferta de bienes.

En apenas cuatro semanas, el financiamiento del BCV al sector público aumentó 35 % y alcanzó los 6,1 billones de bolívares, de acuerdo con la información del ente emisor.

Lee también
Las elecciones regionales no figuran en el presupuesto del CNE para 2017

El rentismo

El primer mandatario en sus alocuciones reitera que hay que superar el rentismo y diversificar la economía, sin embargo, en el presupuesto varios planes dependerán del ingreso petrolero.

En la Ley se señala que el plan de proyectos con inversión pública será financiado “a través de la renta petrolera”.

La contribución de Pdvsa en el presupuesto se calcula en 276 millardos de dólares. Ese monto abarca impuestos y dividendos, aunque la estatal asigna recursos al Gobierno por medio de otros fondos.

Más lineamientos

Adicional a las líneas mencionadas, el despacho de las finanzas públicas en este ejercicio, estima:

1. Implementación de un sistema tributario multimoneda y planes especiales de control fiscal.

2. Optimizar el manejo de los pasivos a fin de disminuir el peso de las amortizaciones de deuda interna en los próximos años, mitigando el riesgo de tasa de interés y tipo de cambio en el portafolio de deuda interna y externa.

3. Coadyuvar la disminución del riesgo país, optimizando el flujo de información estadística, económica y financiera. (Desde hace cinco años no se actualizan varios indicadores).

4.  Adecuar el marco normativo de la actividad aseguradora y del mercado de valores

5. Reducir progresivamente el déficit fiscal y definir el límite máximo permitido.

Foto referencial: Miguel González


Join the Conversation