Gobierno devalúa tasa oficial en 43,3 % y afianza controles con ocupación de mataderos

productos de higiene | tareck el aissami

La administración de Nicolás Maduro realizó otro ajuste en la paridad oficial, pero todavía la tasa está distante del dólar del mercado paralelo.

Caracas. El pasado jueves el presidente Nicolás Maduro realizó una alocución para notificar revisiones a la medidas contempladas para la “recuperación” de la economía, pero los anuncios se centraron en los aumentos del salario mínimo y de los bonos que se otorgan vía Carnet de la Patria. Aunque dijo que habría acciones en materia cambiaria no las precisó y fue este viernes que el Banco Central de Venezuela publicó una nueva tasa oficial que implica una devaluación de 43,3 %

El jefe de Estado en cadena nacional indicó que la remuneración básica sube a partir de este primero de diciembre 150 % y pasa de 1.800 a 4.500 bolívares, y en ese marco, modificó el valor que asigna a la criptomoneda Petro de 3.600 a 9.000 bolívares, lo que significada de manera implícita un ajuste cambiario. No mencionó la depreciación de la moneda.

Hasta el jueves la tasa oficial divulgada por el BCV era 85,87 bolívares, y el viernes el instituto emisor publicó que la paridad ahora es 151,64 bolívares,  muy distante del tipo de cambio paralelo.

La paridad oficial tuvo una revisión en agosto cuando se fijó en 60 bolívares, y durante semanas estuvo anclada en ese valor y hace algunos días el emisor la deslizó hasta más de 80 bolívares.

Mediante el sistema de asignación de divisas oficiales, Dicom, las industrias no reciben suficientes dólares para adquirir materia prima y equipos para producir por lo cual tienen que recurrir al mercado paralelo. Al cierre del primer semestre de 2018, 90 % de las importaciones privadas se financiaron vía paralelo, según datos de Ecoanalítica, lo que incide en los precios.

Lee también
Nuevo salario mínimo solo alcanza para comprar cuatro productos de la canasta alimentaria en Quinta Crespo

Pero más factores afectan el comportamiento de la inflación. Las compras externas tampoco son suficientes para incrementar la producción y frente a la baja oferta de bienes, el Central fabrica bolívares de forma desordenada lo que impacta con fuerza en los precios y, por ello, la inflación en 12 meses fue más de 800.000 %, según los cálculos de la Asamblea Nacional.

La política oficial genera distorsiones en la economía y las autoridades siguen incrementando los controles.

Este viernes el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, dijo que volvieron a establecer nuevos precios “acordados” con las empresas. Ya esa misma política se hizo en agosto y los importes fijados a los bienes estuvieron por debajo de los costos que tenían los rubros en mercados y supermercados.

Bajo el argumento de “cumplir” los nuevos precios, el Gobierno arreció las fiscalizaciones a los comercios y detuvo a más de 200 gerentes. Cuatro meses después repite la misma estrategia en varios productos, entre ellos, la carne. El funcionario dijo que se ocuparán por 180 días 21 mataderos a fin de que se venda carne a “precio justo”.

Desde 2013 el Ejecutivo nacional tiende a incrementar las fiscalizaciones en los meses de noviembre y diciembre, y dichas medidas generan severas fallas de abastecimiento.


Participa en la conversación