El maracayero regresó al país para recibir el Premio Luis Aparicio y en la ceremonia admitió que el anillo de Serie Mundial con Houston es el logro más grande.

Caracas. José Altuve regresó a Venezuela y se llevó más que dos estatuillas del premio Luis Aparicio. El maracayero recibió la admiración y el cariño de la gente común que, al igual que el campeón de la Serie Mundial con los Astros de Houston, trabaja duro cada día para ser mejor y superar las dificultades.

El camarero compartió con trabajadores de Empresas Polar, que lo agasajaron en la entrega del galardón en honor al primer campeón del Clásico de Otoño y hasta ahora único venezolano miembro del Salón de la Fama. Don Luis fue el encargado de entregarle los reconocimientos de 2016 y 2017.

Nada como estar en casa. El martes llegué y estuve con mi familia y hoy estoy con mi otra familia, dijo el campeón bate de la Liga Americana, quien se mostró muy contento de ganar el Luis Aparicio, sabiendo lo difícil que es por todo el talento venezolano en Grandes Ligas.

Altuve aclaró que no pudo estar en la entrega del año pasado por el nacimiento de su hija. Ante la inminencia del anuncio del ganador al Más Valioso —el 16 de este mes—, el magallanero no dio su triunfo por sentado.

Sería un honor ganar pero el logro más grande lo obtuve hace dos semanas con el título de la Serie Mundial porque el béisbol es un deporte que se juega en equipo, recalcó el aragüeño. A Aaron Judge [uno de sus rivales en el MVP] lo admiro y es muy buen muchacho. Dejo la decisión en manos de Dios.

Respuestas

Lee también
Adonis y Vargas en los libros por las tablas fuera del parque

Unos pocos asistentes al evento tuvieron la oportunidad de interrogar a Altuve.  Sobre el primer turno en su carrera con el Magallanes reconoció que “estaba muy asustado”. Con la nave esta temporada ve difícil su participación por ser decisión de los Astros de Houston y con respecto a las dificultades que tuvo que vencer en su carrera afirmó que “es una persona positiva y que siempre se mantuvo trabajando”.

Foto: Prensa Polar



Participa en la conversación