La AN tiene una comisión para la transición política pero carece de estrategia (y III)

En esta última entrega del seriado sobre el rol de la Asamblea Nacional en la transición política, Crónica.Uno indagó puertas adentro del Parlamento y de la Mesa de la Unidad, para conocer qué se ha hecho. Aunque la comisión parlamentaria para esa tarea no avanzó, diputados de oposición y disidentes del chavismo han hecho propuestas. En los próximos días, la MUD prevé presentar una hoja de ruta para el cambio político.

Caracas. El 17 de mayo de 2017, en el fragor de las protestas de calle contra la ruptura del orden constitucional perpetrada por los poderes Ejecutivo y Judicial, y por la exigencia de elecciones presidenciales adelantadas, desde el Parlamento se planteó la necesidad de iniciar la construcción de una transición política ordenada.

El pleno acordó entonces crear una comisión de alto nivel que sentara las bases para que ese proceso se diera en paz y con plenas garantías de gobernabilidad. La misma estaría presidida por Julio Borges (PJ), e integrada por Freddy Guevara (VP), Dennys Fernández (AD), Stalin González (UNT), Teodoro Campos (Avanzada Progresista) y Juan García (Vente).

La comisión —según confirmaron a Crónica.Uno tres de sus integrantes— se reunió en tres oportunidades, llevó a la cámara la discusión que terminó en el respaldo de la AN a la consulta popular del 16 de julio y produjo un papel de trabajo. Pero una vez más, lo urgente —la represión, los asesinatos, los encarcelamientos, la ilegítima Constituyente, las regionales, el diálogo— hizo a un lado lo importante.

Aunque sus integrantes de una u otra forma siguieron trabajando por el cambio político en paz —a través de la participación en el diálogo con el Gobierno, por ejemplo— lo cierto es que la comisión no produjo la hoja de ruta que debía guiar a la oposición política, a las instituciones y a la sociedad durante el paso del autoritarismo a la democracia. Incluso este año, el eje del trabajo parlamentario ha sido la defensa de los derechos humanos y la denuncia de la crisis humanitaria; el trabajo por la transición ha quedaron en segundo plano. A un año de su creación, los miembros de esa comisión entienden que la tarea sigue vigente.

La Unidad es lo primero

Stalin González reconoció la necesidad de reactivar comisión parlamentaria para la transición. Foto Maru Morales P.

El diputado Stalin González (UNT) coincide con el politólogo Jorge Lazo Cividianes en varios de los aspectos necesarios para lograr que ese proceso sea exitoso: reunificar a la oposición; articular la protesta; remarcar a Maduro como responsable de la crisis; hablar del proyecto de país de la oposición democrática y cómo alcanzarlo; y generar fracturas en la coalición de gobierno.

Además, hay que entender que la Asamblea Nacional tiene un papel en el plan de la oposición para lograr el cambio de gobierno, pero que no puedes sustituir a la junta directiva de la MUD por la junta directiva de la AN. Y por último diseñar esa transición, cómo se va a llevar, cómo se va a articular el chavismo disidente en este proceso. En lo personal, creo que con ellos el acuerdo no es un tema de gobernar juntos, sino de tomar las decisiones de mutuo acuerdo, hacer los nombramientos que quedaron pendientes pero conforme dice la Constitución. Subsanar la designación de los magistrados, escoger los cargos vencidos del CNE, dijo González.

Lee también
La caja negra: AN detectó desfalco de $5.000 millones a través de los CLAP

Teniendo el parlamento un rol constitucional central en esas decisiones, el diputado caraqueño considera que es importante “reavivar la comisión para la transición” sin dejar de atender las otras acciones. Pero destaca que sin consolidar la Unidad, no se avanzará en ninguna dirección.

En este momento en el que hablamos es mucho más factible un cambio de un chavismo a otro chavismo sin incidencia nuestra porque estamos desarticulados. Mientras no reunifiquemos la dirección política y los disidentes no vean claramente con quién es que va a sentarse a hablar, no vamos a avanzar, afirmó.

Algunas iniciativas

Teodoro Campos durante visita a Freddy Guevara en la residencia del embajador de Chile, diciembre 2017 Foto: Luis Miguel Cáceres

González aseguró que desde la oposición, más que desde la Asamblea Nacional, se ha comenzado a construir una visión estratégica para el abordaje de ciertos asuntos.

Desde el Frente Amplio, se han propuesto cosas que hemos llevado a la Asamblea, por ejemplo, el fijar una posición de rechazo a la persecución de los militares que se han alzado para exigir el respeto de la Constitución. O el tema del Arco Minero. Son materias que han llegado al debate, producto de la discusión en el Frente con el chavismo disidente.

Otro aspecto relevante, afirma, es el reconocimiento del que goza la Asamblea Nacional y que se reafirma en cada comunicado, declaración y postura asumida por organismos internacionales de todo tipo.

El diputado Teodoro Campos (AP) explicó que su rol dentro de la comisión para la transición tiene que ver con la articulación con el sector militar y que con eso en mente realizó varias consultas y surgieron propuestas, sobre todo para un marco normativo de justicia transicional.

La comisión se conformó, enviamos varias comunicaciones. En mi caso, trabajamos con los temas de reconocimiento y reinserción a los militares procesados por defender la Constitución o los acusados de desertores, el reenganche de los trabajadores botados de los entes públicos, la revisión de los casos de jueces y fiscales acusados de determinados delitos pero que en la práctica lo que hicieron fue ajustado a la Constitución. Se propuso la redacción de leyes específicas para esos casos. Una justicia transicional para la gente que luchó por la democracia. En el sector militar, los retirados, por ejemplo, escucharon las propuestas con mucho interés, también los presos políticos.

Una ley para la transición

Lee también
ONU oficializa calificación de refugiados a migrantes venezolanos y designa representante especial

El diputado Winston Flores (VP) no forma parte de la comisión especial para la transición, sin embargo, en un foro organizado en junio por la Asamblea Nacional, expresó que “la AN tiene como prioridad trabajar en una ley para la transición”.

Consultado por Crónica.Uno sobre este asunto, el parlamentario explicó que se han dado discusiones y ya hay algunas propuestas.

Hay borradores y hemos hecho reuniones, pero la crisis de lo cotidiano nos lleva a atender los temas sociales con prioridad. El proyecto incluye la justicia transicional y el perdón, pero siempre enmarcado en la reinstauración de la vigencia de la Constitución. Nuestra Constitución prevé los pasos para darle viabilidad a una transición en paz. Prevé la convocatoria a nuevas elecciones, prevé los mecanismos de conducción temporal del Estado. Por ejemplo, esa ley no puede hablar de junta de gobierno porque eso no está en la Constitución.

Sin embargo, admitió que las propuestas discutidas admiten la posibilidad de los acuerdos políticos: Algo similar al Pacto de Puntofijo, sin ser lo mismo, pero que lo que busca es garantizar la gobernabilidad, por ejemplo, para la designación de un nuevo TSJ que represente a todo el país y haga cumplir la Constitución, expuso.

Aseguró que esta iniciativa, de la cual no tienen información los diputados que integran la comisión para la transición, “se está haciendo desde la AN entre partidos, se hacen foros, se consulta a expertos” y afirmó que el chavismo disidente está participando en las discusiones.

Una visión diferente

El diputado Juan Pablo García (Vente Venezuela-16J) desmintió que la comisión se hubiera conformado o que se hubiera reunido alguna vez: Esa comisión se designó pero no nos juramentamos. Nunca hemos trabajado en ningún tema de transición. Otros tres integrantes de la comisión (Stalin González, Teodoro Campos y Dennis Fernández) dijeron lo contrario.

En todo caso, García aseguró que tanto su partido como la bancada que representa en la Asamblea Nacional aboga por avanzar en un proceso de transición, pero su visión es diferente a la expuesta previamente.

El rol de la AN en la transición es fundamental porque es el órgano llamado a llenar el vacío de poder que existe en el país a partir del 9 enero de 2017, cuando se declaró el abandono del cargo de Maduro, luego del mandato del 16-J de desconocer al régimen y tras el 20-M cuando la gente no salió a votar y desconoció esas elecciones. En Venezuela no hay presidente ni comandante en jefe y la AN tiene que llenar ese vacío, dijo.

Lee también
Diputados de la Asamblea Nacional exigieron libertad de Lorent Saleh

Precisó que para hacerlo, el Parlamento podría plegarse a lo que señala la Constitución sobre las faltas absolutas del primer mandatario, pero también podría acudir a la jurisprudencia nacional e internacional, o la analogía jurídica y designar una junta de gobierno y de transición. Y acotó que si finalmente la AN no cumple su obligación constitucional de llenar ese vacío, el TSJ legítimo pudiera suplir o llenar esa vacante por la vía de la omisión legislativa.

Agregó que, en ese eventual proceso transicional, el Poder Legislativo está obligado también a exhortar a la FANB a restituir el hilo constitucional y ejecutar la decisión del TSJ de pasar a juicio a Maduro, lo que implica su separación del cargo.

García, al igual que los demás integrantes de la comisión para la transición, dijo desconocer la existencia de un proyecto de ley para la transición, pero se mostró ganado a la idea de respaldarlo, si garantiza el cambio ordenado de gobierno.

No tengo información de ese proyecto. Nosotros somos una minoría en el Parlamento y se hacen cosas que no sabemos. Pero una ley de transición nacional que regule ese proceso me parece viable. Sería positivo que se trabaje. Estaríamos dispuestos a sentarnos, indicó.

Aporte de la MUD

Tomás Guanipa y Manuel Rosales impulsan la construcción de la hoja de ruta para la transición. Foto Maru Morales P., archivo

Fuentes de la Mesa de la Unidad confirmaron que, en efecto, a la par de la reorganización funcional de la coalición —que aún debate quién será el coordinador de la junta de conducción— los partidos de la alternativa democrática trabajan en ese proyecto de transición política.

Por un lado, el diputado Manuel Teixeira (MPV) junto con el politólogo y secretario general del partido Moverse, Jorge Valverde, coordinan el equipo de trabajo que elabora el plan de gobierno de la Unidad. Por la otra, el diputado Tomás Guanipa (PJ) y el presidente de UNT, Manuel Rosales, impulsan el debate y diseño del plan de transición.

Ambos documentos —probablemente junto con el anuncio del nuevo coordinador de la Unidad— serían presentados en los próximos días. Estamos trabajando en el plan de transición. Aspiramos que eso esté listo para finales de la semana que viene. Pero como forma parte de la agenda en discusión, prefiero no adelantar nada hasta tenerlo amarrado, dijo una de las fuentes de la MUD.

Fotos Maru Morales P., y Luis Miguel Cáceres, archivo, Crónica.Uno


Participa en la conversación