Largas colas para cargar gasolina reaparecen con fuerza en la zona norte de Anzoátegui

largas colas por gasolina en Barcelona

En la ciudad de San José de Guanipa, la alcaldía emitió un decreto en el que regula la venta de combustible de acuerdo con el número de placa y prohíbe la pernocta de conductores en las estaciones de servicio. El sindicato de transporte asegura que la crisis del sector se agravó con la escasez.

Barcelona. Luego de dos semanas de aparente normalidad, las largas colas para cargar gasolina reaparecieron en la zona norte de Anzoátegui desde el martes pasado en la tarde.

Antes de que comenzara la crisis, los conductores siempre conseguían algunas válvulas de escape a las colas, pero desde este martes, esas opciones se cerraron y ahora la búsqueda de una estación de gasolina sin filas es una quimera.

Cristóbal Guerra trabaja en un servicio de transporte ejecutivo y comentó al equipo de Crónica.Uno que, a diferencia de semanas anteriores, este miércoles llevaba dos horas esperando para echar gasolina en una de las estaciones de servicio ubicadas en la salida de Barcelona.

“Esto la semana pasada no estaba así, sí había colas pero uno no duraba ni media hora. Desde ayer se puso feo, veo que la crisis se está agravando. He recorrido casi 10 bombas y en todas las colas son enormes, algunas esperan por la llegada de la cisterna para abrir”, sostuvo.

Richard Guerra, quien maneja un autobús para la línea Upaca que cubre la ruta entre Barcelona y Puerto La Cruz, sostuvo que en algunas bombas tienen prioridad como transporte de pasajeros, pero cuando en esas no hay gasolina les toca hacer cola y pierden buena parte del día de trabajo.

“Esto nos agarró fuera de base. Uno normalmente da entre cuatro y seis vueltas (para echar gasolina), pero con esto ya he perdido una hora de trabajo y eso es media vuelta. Nos cambia el ritmo por completo porque antes solo parábamos, cargábamos y listo, a seguir la ruta. No todas las bombas dan prioridad a los transportistas. A esto hay que buscarle una solución”, señaló.

Crisis en la zona sur

Desde el pasado fin de semana, en la zona sur de Anzoátegui, los conductores pernoctan en las estaciones de servicio para poder cargar gasolina. Choferes señalaron que había estaciones, como La Confianza, ubicada en la ciudad de El Tigre, donde no llega el combustible desde el lunes pasado.

Lee también
Un panorama tumultuoso se vislumbra para el calendario escolar 2019-2020 en Anzoátegui  

Anaco, El Tigre, El Chaparro y El Tigrito (Guanipa) son las ciudades de la zona centro-sur donde las filas para surtir gasolina se han acentuado desde la semana pasada. En esta última, el alcalde de la localidad, Francisco Belisario Landis, firmó un decreto que entró en vigencia este miércoles 12 junio, en el cual se indica que la gasolina será vendida de manera racionada.

En la ordenanza se expresa que el expendio del combustible se hará de la siguiente manera: los vehículos cuyo terminal de placa sea par, podrán cargar los días lunes, miércoles y viernes, los de número impar harán lo propio martes, jueves y sábado. El domingo será libre y podrán cargar de manera habitual sin importar el número de placa.

Largas colas por gasolina
Los conductores han perdido las opciones que les permitían ahorrarse las colas. Foto: José Camacho.

A la par de ello, los carros tipo sedán solo podrán abastecerse con 30 litros y los camiones con 100. Quedan exentos del decreto, en el que también se prohíbe la pernocta en las estaciones de servicio, ambulancias, vehículos de uso oficial, carga de alimentos, agua y transporte público.

Más caos para el transporte

Lorenzo Rodríguez, presidente del Sindicato Único del Transporte de Anzoátegui (Sutta), sostuvo que la situación con el desabastecimiento de combustible agrava aún más la situación del transporte en la entidad.

El sindicalista sostuvo que apenas un 10 % de la flota de buses presta servicio y con los inconvenientes para surtir combustible, ahora habrá menos carros en la calle para cargar pasajeros.

“Nosotros estamos en el suelo, tenemos una crisis por falta de cauchos, baterías y ahora se agrava la crisis del sector con la situación de la gasolina. Con este problema ahora apenas están prestando servicio el 5 % de los autobuses afiliados a las líneas porque se les hace imposible cargar gasolina a tiempo. Necesitamos que Pdvsa elabore un plan de contingencia para que el transporte pueda llenar los tanques sin contratiempo. Esto es una crisis que amerita un cambio de inmediato”, dijo Rodríguez.

Al consultar sobre las quejas de los usuarios por los constantes aumentos en el precio del pasaje, Rodríguez reconoció que hay una anarquía en el sector porque la mayoría de los buses que prestan servicio no están afiliados a ninguna organización.

Lee también
Con bajos salarios y condiciones esclavistas trabajadores operan instalaciones de Pdvsa en Anzoátegui

“A los usuarios le pedimos paciencia; sabemos que es incómodo para ellos porque tienen que sacar grandes sumas de dinero. En la entidad hay más de 100 rutas, ninguna han desaparecido porque están activas en papel pero en cuanto a buses hay líneas que de 80 carros, apenas trabajan cuatro”, refirió Rodríguez.

Así las cosas, María Rodríguez preguntaba por un grupo de Whatsapp, si había alguna bomba abierta o con poca cola para cargar gasolina este miércoles en la ciudad de Barcelona pues apenas tenía un tercio de combustible en el tanque de su carro.


Participa en la conversación