Ni una vela pueden comprar los zulianos para alumbrar las largas noches de penumbra, calor y plaga que deben aguantar por largos apagones, pues cada vela cuesta un millón de bolívares.

Maracaibo. Este martes se registró el sexto apagón general en lo que va de año en el Zulia. Los municipios Maracaibo, San Francisco, la Cañada de Urdaneta, La Guajira, la Villa del Rosario y Machiques se quedaron a oscuras seis horas de la tarde noche. No hay un minuto de paz para los zulianos. Algunos describen la situación eléctrica que los azota como «una pesadilla» a la que jamás podrán acostumbrarse porque, además de la red eléctrica, también otros servicios como el gas, el suministro de gasolina y el de agua fallan por falta de energía.

Américo Fernández, comerciante, forma parte de las 10 familias del sector La Rotaría, al oeste de Maracaibo, que hoy cuentan 14 días sin luz luego de que el transformador de su cuadra colapsara por sobrecarga.

Se está acabando la alegría, nos la robaron porque no podemos tener nada aquí en la casa. Todo lo tenemos que estar llevando para donde mi hija. El agua me la tomo caliente porque no tengo para comprar hielo. Aquí todo se hace a la luz de la vela, porque no hay de otra. Además, tenemos que dormir aquí porque si dejo la casa y el negocio solos me desvalijan esto«.

El comerciante Américo Fernández no deja solo el negocio porque pueden desvalijarlo

Para Américo, vivir esta realidad jamás pasó por su cabeza. Dice que su vida se resume a un antes y un después de los apagones. «Ahora es peor porque nos quedamos sin luz hasta Dios sabe cuándo, pero igual esto es una calamidad«.

Lee también
Desabastecimiento en hospitales del interior está entre 80% y 90%, según ENH

Se apagó el Zulia por sexta vez

A las 6:54 minutos de la tarde de este martes se fue nuevamente la luz en Maracaibo. Muchos pensaron que se trataba del racionamiento que, en varias zonas del oeste y del norte, hace dos días no se aplicaba. Rápidamente se corrió la voz de que se trataba de un apagón general, del cual, hasta la fecha, las autoridades no dan detalle alguno. En la Guajira la situación es peor: hoy contabilizan 72 horas sin energía eléctrica.

Un verdadero infierno

Hace ocho meses que el Zulia vive casi a oscuras. Sus habitantes deben soportar hasta 87 % de humedad y 32 grados de sensación térmica, lo que convierte la espera en un «verdadero infierno», tal y como lo relata Sindy Morales, madre de dos niños, de tres y nueve años.

Del más grande me tuve que separar. Lo tiene su tío porque no lo puedo tener en estas condiciones, y el pequeño se lo voy a tener que llevar a su papá mientras yo trabajo. A él le da sueño cuando almuerza y no puedo ni conectar un ventilador. Así no se puede vivir, yo trato de no pensar mucho porque si lo hago, me pongo de mal humor y me enfermo«.

Sindy Morales ya no puede vivir con sus dos hijos por la ausencia de condiciones en su hogar

La mujer, que además debe ir y venir de su trabajo a pie por falta de transporte y efectivo, contó cómo han sido los últimos 14 días que ha pasado sin electricidad en su casa.

«Yo no cocino, porque ya no tengo nada, aquí se me daña todo. Yo me resuelvo con los panes que me dan en la panadería donde trabajo. Esto es una tragedia para mí, porque no me deja estar feliz y en paz con mis hijos«.

Mientras esperaba a que llegara el agua comentó que ya han ido varias veces a la Gobernación del Zulia y a Corpoelec a pedir ayuda para solventar la avería del transformador, pero nadie les da razón. «Nos dijeron que los que hay son privados. Si queremos uno, tenemos que comprarlo o seguir en la lista de espera«.

Las neveras de muchos marabinos quedaron como despensa. No refrigeran, porque están dañadas o un bajón las apagó para siempre. Dormir y comer es otro dilema. La mayoría saca sus colchones al frente, a la acera, e incluso a pasillos de edificios para intentar dormir un par de horas antes de ir a trabajar. Todo mientras lidian con la plaga y a la luz de las velas, las cuales, por cierto, ya cuestan un millón de bolívares cada una.

Lee también
Corte de energía eléctrica dejó sin luz sectores del oeste, centro y este de Caracas

Pero ya no es solo el occidente del país el que ha tomado conciencia de lo que significa quedarse a oscuras. El resto empieza a hacerlo, sobre todo, luego del apagón que afectara 80 % de Caracas.

Fotos: Mariela Nava


Participa en la conversación