En medio de una gran crisis política, Venezuela se despertó con la victoria de la Vinotinto ante Uruguay que la clasificó a la final.

Caracas. Un grupo de veinteañeros le dio los buenos días a Venezuela y con los valores que expresan dentro y fuera de la cancha le insufló al país el ánimo de la esperanza, casi en extinción por estos días de crispación y calles manchadas de sangre.

La Vinotinto Sub 20 estuvo abajo en la pizarra hasta el último minuto del tiempo reglamentario, pero empató 1-1 en el descuento y requirió de la definición por penales para mandar a casa (4-3) a Uruguay. Los chamos disputan el título  el domingo ante Inglaterra.

“Tenemos que tener presente que somos Venezuela. Que somos un equipo, un país, que viene en crecimiento y estar en una final del mundo es un cambio que estamos buscando desde hace tiempo. Nos venimos creyendo que este es nuestro momento desde hace dos años y medio, mentalizándonos de que podemos ser los mejores .Que seamos finalistas nos llena de mucho orgullo”, señaló el portero Wuilker Fariñez, héroe junto con Samuel Sosa de la victoria ante los charrúas.

Trámite complicado

Venezuela tardó tanto en equilibrar el partido porque Uruguay le cerró las bandas, la presionó, le quitó la pelota y hasta la hizo dudar en el traslado y en los cierres. No estuvo preciso el equipo de Rafael Dudamel y pareció extrañar a los suspendidos José Hernández y Williams Vélasquez. El sustituto de Velásquez, Joshua Mejía, cometió un penal tan dudoso que solo la revisión por video permitió que se pitara. De La Cruz puso el 1-0 desde los 12 pasos al minuto 49 del compromiso.

Lee también
Caso Zseremeta produce un “terremoto” en el fútbol femenino

Tras la ventaja charrúa, Dudamel movió rápido el banquillo e ingresó a Soteldo, Samuel Sosa y Jan Hurtado. “Que patee Sosa”, le gritó a Peñaranda cuando el tiempo expiraba tras una falta al borde del área sobre Yangel Herrera. “Estaba viendo que el reloj del estadio marcaba 88, 89 minutos, y en ningún momento pensé que podíamos perder este partido”, aseguró Ronald Hernández. Y tuvo razón. Dudamel acertó con el cobrador y Sosa niveló 1-1 con un zurdazo al ángulo. En penales, Fariñez tapó dos cobros y el país se levantó con el pie derecho.

Mensaje de Dudamel

Durante todo el Mundial Juvenil, el técnico de la Vinotinto Sub 20 se ha referido a la crisis política del país. Ayer no fue la excepción. El estratega le mandó un mensaje al presidente Nicolás Maduro tras la clasificación de los chamos a la final.

“Por favor, paren ya las armas. La alegría nos la ha dado un chico de 17 años [en referencia a Samuel Sosa] y el miércoles murió uno de 17 años [Neomar Lander]. Presidente paremos las armas”, exigió el estratega antes de recordar que “los muchachos que salen a las calles solo quieren un país mejor”.

Foto: Prensa Sub 20



Participa en la conversación