En un recorrido de Crónica.Uno se evidenció que las enciclopedias escolares se venden entre 20 y 23 millones de bolívares. Los libros de caligrafía, matemáticas, lectura e inglés se ofrecen a partir de un millón de bolívares.

Caracas. Con un profundo esfuerzo, Erika Rodríguez, intenta ganarle a la hiperinflación. Aunque todavía no han terminado las clases, ya comenzó a comprar útiles escolares para sus hijos que están en primaria y bachillerato. En días pasados, esta madre gastó 20 millones de bolívares en ocho cuadernos, dos cajas de colores, reglas y papel milimetrado.

El costo de una lista de 27 artículos escolares para un estudiante de primaria, por ahora, ronda los 26,5 millones bolívares,13.000 % más respecto a septiembre del pasado año cuando una lista similar se presupuestaba en 197.967 bolívares. El país está en hiperinflación, la tasa mensual ya es 100 %, por lo que entre agosto y septiembre los precios serán más elevados, por tal motivo, los padres adelantan las adquisiciones de libros, cuadernos, libretas, entre otros artículos.

En San Cristóbal, Carmen Montoya inició las compras con tiempo. Ya le compré a mi hijo una caja de lápices, y con esos precios fue más de una quincena. Esto se lo llevó quien lo trajo.

Las cajas de colores o lápices, de las marcas más económicas, oscilan entre 1,8 millones y 3 millones de bolívares. Mientras tanto, un block de dibujo puede variar entre los 300.000 bolívares y los 3,7 millones de bolívares.

En un recorrido de Crónica.Uno realizado por librerías se observó que entre los útiles que más se han encarecido están los cuadernos, que van desde los 1,5 millones a 6 millones de bolívares. Las resmas de papel sobrepasan 10 millones de bolívares.

Los cuadernos hechos con papel reciclado, sin muñequitos ya cuestan un dineral. Va a tocar que reciclarle los cuadernos a los niños, dijo Jhoanna Rivas, quien entre lamentos se retiró de un local en la capital del estado Táchira con las manos vacías, pues no le alcanzaba el presupuesto con el que contaba.

Solo los envases de pega líquida pequeños ya cuestan 400.000 bolívares y las cajas de tempera oscilan entre 285.000 hasta un millón de bolívares.

Lee también
Inflación superior a 60.000% y caída del PIB de 10,5% estiman investigadores de la UCAB para cierre de año

En el centro de Caracas, los comerciantes chinos tienen ofertas de plastilina, block de papel lustrillo o construcción, colores de cera, foami, papel de seda o crepe, reglas, borradores, tijeras, sacapuntas, y marcadores, y los precios van desde los 100.000 hasta 700.000 bolívares, aproximadamente.

La hiperinflación en los libros 

En un recorrido de Crónica.Uno por el puente de Fuerzas Armadas —zona donde muchos representantes buscan libros— se observó que las enciclopedias escolares valen 20 millones y 23 millones de bolívares.

Aunque la oferta es limitada, los libros usados podrían disminuir el presupuesto. Por ejemplo, una enciclopedia escolar usada puede costar 5 millones de bolívares.

Según los comerciantes, las enciclopedias se vendían a 8 millones hasta que al inicio de junio, las casas editoriales enviaron los pedidos. No sé qué vamos hacer. Hay personas que se molestan por los precios y piensan que somos unos ladrones, agrega un comerciante sobre la drástica diferencia de precios.

Sin embargo, Carlos Salazar, librero, comenta que no se atreve a invertir en los tradicionales libros de texto debido al cambio de pénsum en las escuelas del país.

Los libros de caligrafía, matemáticas, lectura e inglés se ofrecen a partir de un millón de bolívares, pasando por 6 millones y 8 millones de bolívares.

Vestimenta

Los precios de los uniformes también se aceleran. En el mercado Cruz Verde de La Hoyada, las camisas y chemises escolares oscilan entre 2,5 millones y 8 millones de bolívares. Los pantalones de gabardina ascienden a 5 millones bolívares y, de acuerdo con la talla y modelo, pueden llegar a 14 millones de bolívares.

Los zapatos escolares se registran entre 20 millones y 40 millones de bolívares. Según Alex Vaez, vendedor de zapatos, la demanda se ha mantenido activa a pesar del aumento de precios. Quienes reciben divisas por parte de sus familiares en el extranjero, hacen la compra.

En San Cristóbal, los padres optan por comprar la ropa escolar una o dos tallas más que la que realmente necesitan. Toca así. Por lo menos para que le dure este año que viene y el otro. Llegará el momento en que irán con las ropas rotas o muy viejas porque esos precios no los detiene nadie, dijo una mujer al salir de una tienda dedicada a la venta exclusiva de uniformes.

Lee también
Indetenible el alza del precio de los alimentos

Foto: Archivo Crónica Uno



Participa en la conversación