Los docentes protestaron frente a la sede de la zona educativa del Distrito Capital, en las inmediaciones del Ministerio de Educación. Acusaron a las autoridades zonales de amenazarlos con despidos, cambios a otros colegios y apertura de expedientes por ejercer el derecho a la protesta. 

Caracas. “¿Ustedes están con los colectivos? Nosotros estamos con Dios y la Virgen”. Este fue uno de los mensajes que la docente Griselda Sánchez, secretaria de Construcción y Reclamo de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), envió a las autoridades de la zona educativa del Distrito Capital, este miércoles 6 de febrero, en el marco de una protesta protagonizada por personal docente.

Durante el acto, realizado frente a la sede de la zona educativa, en las inmediaciones del Ministerio de Educación, los maestros denunciaron una situación de acoso laboral que estaría siendo planificada y ejecutada por las autoridades zonales.

“Estamos denunciando acoso laboral por parte de la zona educativa en los planteles de Caracas, especialmente en el 23 de Enero, donde muchos maestros han sido amedrentados con el propósito de que levanten el paro técnico que desde hace más de un mes viene ejecutándose en más de 200 planteles educativos”, afirmó Sánchez.

“Nos dicen que nos van a botar, que van a meter a gente Chamba Juvenil en los planteles, que nos van a cambiar de escuelas, pero nosotros seguimos luchando por los derechos de los estudiantes y de los educadores porque, además, la comunidades educativas nos apoyan”, dijo.

Elsa Castillo, miembro de la FVM, explica las razones del amedrentamiento del que son víctimas. “El Ministerio de Educación viola la contratación colectiva; lo que estamos cobrando equivale al 5 o 10 % de lo que nos corresponde; ya no tenemos seguro médico ni seguro funerario. Hemos presentado el caso ante la Inspectoría del Trabajo y no quisieron recibirnos el documento, dejándonos en un estado de indefensión”.

Lee también
Trabajadores de la Concepción Palacios son amenazados por protestar

Es a partir de este escenario, explica Castillo, que los docentes han apelado a la protesta como un derecho que tienen todos los trabajadores venezolanos. “Como estamos en protesta ante esa violación, entonces se ha ejecutado una situación de acoso laboral dirigida por Graciela Rapisarda, jefa de la zona educativa del Distrito Capital. Ella se ha dirigido a los planteles acompañada de presuntos funcionarios de la Lopnna, con miembros de los consejos comunales, con miembros de las UBCh y con supuestos representantes de los estudiantes para amedrentar”, denunció.

Para Castillo, lo que se está implementando desde el Ministerio de Educación, y más específicamente desde las zonas educativas, es una nueva forma de esclavitud.

“Nos amenazan con abrirnos un expediente argumentando que violamos el derecho de los niños a recibir educación, cuando son ellos los que están violando los derechos humanos tanto de los niños como de los maestros que acuden al colegio sin comer porque no tienen alimentos o porque el sueldo no alcanza ni para comprar una canilla. O das clases muriéndote de hambre, o te denuncian ante el Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente”, sostuvo la representante gremial. 

Los manifestantes aseguraron que continuarán realizando asambleas y acciones de protestas en las calles de Caracas. Sánchez informó que el próximo viernes, 8 de febrero, se reunirán con docentes de El Valle y de Coche. “Realizaremos una asamblea de maestros para unirnos en esta lucha, pues ante las amenazas, no vamos a permitir que nos maten a un docente”.


Participa en la conversación