El centro de la capital del estado Zulia amaneció sin los carteles “se hace avance de efectivo” que habían sido colocados desde hace meses en infinidad de comercios. Los pensionados hicieron largas colas en los bancos buscando retirar dinero.

Maracaibo. Humberto González ha hecho cola 22 veces afuera de una entidad bancaria en pleno casco central de Maracaibo para poder retirar, “como al banco le da la gana”, su pensión. El hombre, oriundo de la Cañada de Urdaneta, dijo que este lunes venía decidido a sacar los 50.000 bolívares que le restaban de su pensión por avance de efectivo pero me conseguí con la sorpresa de que no hay efectivo en ninguna parte.

La prohibición de hacer avances de efectivo, por parte de la Superintendencia de Bancos (Sudeban), a los pocos comercios que estaban autorizados para realizar estas operaciones, sorprendió a más de uno y atemorizó a los comercios y buhoneros que lo hacían ilícitamente.

Los marabinos ya se habían acostumbrado a pagar hasta 30 % de comisión para retirar dinero en comercios y buhoneros. Los carteles de “se hacen avances de efectivo” colocados en las vitrinas de los comercios prácticamente desaparecieron y con ellos el papel moneda.

Lee también
Comercios de Maracaibo cobran 25% de comisión por dar efectivo

El desespero se adueñó de los ciudadanos que en cada comercio preguntaban: ¿hay avance?, mientras la respuesta negativa se repetía. Los más afectados fueron los viejtos, que desde las 5:00 a. m. comenzaron a hacer cola en los bancos para retirar lo que les restaba de pensión.

Aunque la mayoría coincide en estar de acuerdo con la medida de prohibición que evita “el vandalismo”, también se quejan porque los bancos solo pagan 10.000 bolívares por retiro o pago de pensión con billetes de baja denominación, de 10 y 20 bolívares. Hasta julio, circulaban 997 millones de piezas de 10.

Estos billetes no los aceptan en ninguna parte ya, ellos deberían saberlo. Esto es una burla al pueblo, es una desgracia que uno tenga que esperar tanto tiempo en una cola para que te salgan con esta payasada, entonces para qué quitan los avances si no van a satisfacer las necesidades de la gente, criticó Amable Vera, jubilado.

No hay billetes

Para muchos, la escasez de billetes llegó a su punto más alto. La cifra que pagan las entidades bancarias no alcanza en la ciudad ni para pagar el transporte público. Los comerciantes que no poseen punto de venta también se quejaron de que sus ventas han bajado por falta de efectivo.

Fotos: Cortesía



Participa en la conversación