La hija de tres años de Johan José Escorcia Pérez presenció cuando funcionarios de las FAES le dispararon, dentro de su casa en el sector El Morro de Petare. Su papá, José Escorcia, aseguró que su hijo no portaba armas pero las autoridades alegaron enfrentamiento.

Caracas. Mataron a mi papá, le hicieron así: po, po, po. Repite la hija de tres años de Johan José Escorcia Pérez, asesinado por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) el miércoles 4 de julio en el sector El Morro de Petare.

Recibió dos impactos de bala en el pecho frente a su pequeña, quien se encontraba en brazos de su tía. El hecho ocurrió dentro de su vivienda, pues regresaba de buscar un televisor en el sector Paulo IV, donde vivió anteriormente.

Cuando llegaba fue detenido por los uniformados, quienes lo requisaron y le quitaron la camisa. Luego le tomaron una fotografía y le ordenaron a la cuñada de Johan que cargara a la niña y se retirara, pues tenían que hablar con él.

Ella iba a salir con la niña porque los policías y que iban a hablar con él, pero lo que hicieron fue matarlo. La niña estaba ahí. Ahora le quedó un trauma muy grande, lo que hace es decir que mataron a su papá, contó José Escorcia, papá del joven de 23 años.

Se enteró porque un vecino lo llamó.Creo que mataron a Johan, le dijo. Él de inmediato dejó lo que estaba haciendo y se fue hasta El Morro, donde aún estaba su hijo dentro de la casa ya sin signos vitales. Después lo llevaron al hospital Domingo Luciani, muerto. Los funcionarios alegaron que el muchacho se enfrentó a las FAES.

Lee también
FAES actúa cada tres meses por órdenes presidenciales, dicen familiares de víctimas en Ciudad Tiuna

Me amenazaron con matarme a mí también si intentaba entrar a la casa. Yo me fui y busqué a mis otros dos hijos para que me acompañaran, pero tampoco me dejaron pasar. Luego lo llevaron al hospital, pero él ya estaba muerto.

Además denunció que se llevaron comida de la casa como harina y arroz. Hasta comieron. Él tenía un dinero en efectivo, si querían eso solo tenían que quitárselo y ya.

Según su padre, Johan no se encontraba solicitado ni había estado preso. Vivía con su esposa y única hija, y trabajaba como vendedor de frutas y hortalizas en el sector Carpintero, de Petare.

Uno pide justicia, pero qué se va a hacer. Los funcionarios nos decían que esa era la orden, dijo.

El miércoles 4 de julio también asesinaron a Nazareth Moreno Peralta, de 27 años, en medio del operativo de las FAES. Ocurrió en el sector Las Colinas en Petare.

De acuerdo con sus familiares, quienes no quisieron identificarse, salió de su casa a las 7:00 a. m. y a las 11:00 a. m. los llamaron para decirles que le habían dado un tiro en el pecho durante un presunto enfrentamiento.

Alegaron que hace dos años salió de la cárcel, pues estuvo preso siete años por robo. Era padre de dos niños.

Foto: Carlos Ramírez/Monitor de Víctimas



Participa en la conversación