Con una marcha por San Félix, que terminó en el hospital Doctor Raúl Leoni, los especialistas, enfermeros y pacientes se sumaron a la jornada de manifestación nacional por la salud.

Ciudad GuayanaEl doctor Luis Valera, cirujano adjunto y delegado gremial del hospital Doctor Raúl Leoni, en San Félix, expuso las razones de la caminata nacional con algunos números: si en 2016, la tasa de muertes por malaria era de 1,5 %, en 2018 es de 9 %. Si en 2016 la mortalidad por neumonía era de 10 %, en 2018 es de 25 %. Y si en 2016 la tasa de mortalidad infantil era de 35 por cada 1000 nacidos, en 2018 es de 80 por cada 1000.  

Con esos datos, entre otros, los médicos de Ciudad Guayana se unieron a la jornada de manifestaciones que el gremio denominó Protesta nacional por la salud.

En San Félix, los especialistas de la Medicina caminaron desde el Cruce de la UD 145 hasta el hospital Doctor Raúl Leoni, también conocido como hospital de Guaiparo.

Para Valera y sus colegas, el retroceso de la salud en Venezuela es inconcebible: basta con saber, por ejemplo, que hasta la diarrea mata niños, para entender lo que ocurre.

Nosotros estamos hoy aquí para recordarle al Gobierno su fracaso en materia sanitaria. ¿Cuántos pacientes tienen que morir en las puertas de nuestros hospitales para que entienda el fracaso de su política sanitaria?, increpó Valera en frente del hospital.

Lee también
Protesta: En los hospitales no hay sangre para los pacientes, pero hay epidemias por bojote

Objetivo común

A los médicos los acompañaron enfermeros y pacientes. “No hay medicinas, guantes ni algodón, pero sí hay bonos para la corrupción”, sentenciaba una pancarta. “Matas con balas, con hambre y sin salud. Sin medicinas no hay vida”, rezaba otra.

Hugo Lezama, presidente del Colegio de Médicos de Ciudad Guayana, recordó que el estado Bolívar padece, especialmente, el flagelo de la malaria por su condición minera.

Por el paludismo ha habido muchos fallecidos. A esto se suma la situación de hospitales y ambulatorios, sin contar que el pediátrico (Menca de Leoni, adjunto al hospital de Guaiparo) está cerrado porque se inunda con aguas negras desbordadas. No hay interés por resolver estos problemas y no podemos consentir que siga esta situación. Prácticamente, nos quedamos sin atención pública, aseveró.

Foto: Oriana Faoro


Participa en la conversación