Tras el robo y posteriores heridas que sufriera el especialista del área de Ginecología, Pedro Quijada, los médicos residentes del centro asistencial barcelonés se declararon de brazos caídos, hasta tanto las autoridades no resuelvan los problemas de seguridad.

Barcelona. En paro por 48 horas. Así se declararon este lunes en la tarde los médicos residentes y especialistas del hospital universitario Luis Razetti (HULR) de Barcelona, tras la serie de robos suscitados en el nosocomio capitalino.

El detonante de la acción lo generó el robo que sufriera el médico especialista del área Ginecológica, Pedro Quijada, quien ademas de ser despojado de su teléfono celular, sufrió heridas por arma blanca en el tórax y abdomen.

El ginecólogo recibió heridas en el abdomen con arma blanca.

Tras el hecho, los galenos cerraron por espacio de dos horas (8:30 a. m. hasta las 10:30 a. m.) todos los accesos al nosocomio capitalino, para exigir la presencia policial.

Oscar Navas, miembro de la sociedad de médicos residentes del HULR, indicó que sus colegas solo atenderán las estrictas emergencias.

Queremos que las autoridades respondan a nuestros reclamos, estos hechos no son nuevos pero hoy [5 de marzo] resultó herido uno de nuestros médicos, ¿qué esperan que ocurra? ¿un suceso mayor, una tragedia? Como medida paralizamos todas las consultas y operaciones electivas, solo atenderemos las estrictas emergencias, refirió Navas.

El colmo del absurdo

Una vez finalizada la protesta, los batas blancas se retiraron a sus lugares de trabajo y en el camino, la residente de Cirugía Plástica, Beverly Bruzual, fue objeto de un atraco a mano armada en el estacionamiento del recinto hospitalario.

Los galenos acudirán a la sede de la Policía Municipal de Barcelona para exigir la reanudación del servicio de custodia que tenían en el hospital Razetti.

Lee también
Hospital de El Algodonal está en etapa terminal

Fotos: Cortesía



Participa en la conversación