Militares en Caracas no reciben documento firmado por Guaidó y entregado por los ciudadanos

gnb | guardias asesinados | documento

En Caracas fueron cuatro los puntos de concentración. Funcionarios de la GNB que custodiaban La Casona quemaron las hojas y alegaban que “bajo ningún concepto la Fuerza Armada sería chantajeada”.

Caracas. “La situación política, social y económica de nuestro país es insostenible y demanda cambios estructurales urgentes. Para acometer esta tarea histórica, el rol de la institución militar es fundamental”, se lee al inicio del documento que entregaron centenares de venezolanos en distintas ciudades del país y que fue firmado por quien se proclamó como presidente encargado de la República, Juan Guaidó.

El llamado del también presidente de la Asamblea Nacional para la mañana de este 4 de mayo fue a que los ciudadanos entregaran en los cuarteles militares un escrito en el que se explicaban los elementos que componen su visión para un plan de seguridad de la Nación y de la Fuerza Armada basados en la Constitución.

Tenemos la convicción de que a la institución militar le corresponde un papel de primer orden en la construcción de una democracia próspera, justa y plural, como la contenida en la Constitución de 1999. El artículo 328 establece como parte de la misión de la institución ‘garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional’, especifica el primer punto.

En Caracas fueron cuatro los puntos de concentración. El primero fue en la Comandancia de la Armada, ubicada en San Benardino. Seguidamente, las comunidades de El Valle y Coche se dirigieron hacia el Comando de Coche. Otro grupo se acercó a la Comandancia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en El Paraíso y el último punto fue el Comando del Km 12 de El Junquito.

En ninguna unidad militar recibieron el documento leído por los ciudadanos. Un grupo caminó hasta La Casona, residencia oficial de los presidentes de Venezuela, aunque tiene más de dos años sin ser ocupada por ningún mandatario, pero no lograron su objetivo. Funcionarios de la GNB quemaron las hojas y alegaban que “bajo ningún concepto la Fuerza Armada sería chantajeada”.

Hasta las 5:30 p. m. Juan Guaidó no había ofrecido declaraciones al país. Mientras, Nicolás Maduro, viajó hacia el estado Cojedes para supervisar los ejercicios militares que realizaban los cadetes de la Universidad Militar Bolivariana (UMB) en Pao, quienes además desarrollaron una Marcha de Lealtad. 

Lee también
Guaidó le sale al paso a Cabello y a Rodríguez y asegura que la de Barbados no es una mesa perenne

Participa en la conversación