Los trabajadores del sector salud marcharon hasta la sede de ese Ministerio, en Plaza Caracas, donde los esperaban efectivos de la Guardia Nacional que hasta con gases lacrimógenos se encargaron de dispersar la protesta en plena avenida Baralt.

Caracas. Este martes, más de 40 trabajadores del sector salud se reunieron frente a una de las oficinas del Ministerio de Salud para exigirle a la jefa de esa cartera, Luisana Melo, que les pague el “bono hallaquero” prometido a los obreros para la primera quincena de diciembre, mientras que a los trabajadores fijos y jubilados del Hospital Clínico Universitario, y del Instituto de Previsión y Asistencia Social del Personal del Ministerio de Educación (Ipasme) les cancelaron un beneficio de 60.000 bolívares, que en principio era de 63.720 bolívares.

“Somos más de 295.000 trabajadores que no recibimos nuestro ‘bono hallaquero’, y la realidad es que no hubo voluntad por parte de la ministra de Salud, Luisana Melo, que no previó en su momento solicitar ese dinero a la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre)”, enfatizó Ismael Ocanto, secretario del Sindicato de Trabajadores de Hospitales y Clínicas de Caracas.

“Somos un gentío los que no recibimos ese pago pero aquí no se ve la gente. No exigen sus derechos”, comentó uno de los trabajadores que se sumaba a la protesta, cercana a la estación Artigas del Metro de Caracas.

whatsapp-image-2016-12-27-at-11-58-06-am
Este era una de las pancartas que pegaron los obreros en las puertas de la Secretaría de Salud de San Martín.

Ocanto explicó que para que MinSalud reciba el dinero para pagar el “bono hallaquero” debe crear unas maquetas o un plan que sustente cómo invertirán el dinero programado, que es 17,7 millones de bolívares. Según el sindicalista, no hubo intención de parte del organismo público para hacerle el pago a sus obreros.

A las 8:00 a. m. había más pancartas pegadas en las puertas de la oficina del Ministerio que trabajadores presentes en la protesta, sin embargo, en el transcurso de una hora era notable la cantidad de personas reunidas que, sin gritar algún tipo de consigna, se hacían notar en la oficina de esa cartera ubicada a pocos metros de la estación Artigas.

En el lugar había un obrero por cada centro de salud público adscrito al Ministerio de Salud, como lo son: el Hospital Psiquiátrico de Caracas, Hospital Jesús Yerena de Lídice, Hospital de Coche, Hospital Antonio Rísquez, Banco Municipal de Sangre, Hospital Vargas, Hospital de Niños, El Periférico de Catia, Hospital José Ignacio Baldó (El Algodonal), La Maternidad Concepción Palacios, el Materno Infantil de Caricuao, entre otros.

Luego de que el grupo aumentó, los trabajadores decidieron marchar desde la Secretaría de Salud ubicada en San Martín hasta la sede de MinSalud que está en Plaza Caracas. Quizás aprovechando que la afluencia de vehículos en la capital era un tanto baja, tomaron la avenida San Martín y con pancartas y consignas marcharon hasta la Plaza. Al mediodía, la protesta fue disuelta. Los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) no escatimaron en gases lacrimógenos.

whatsapp-image-2016-12-27-at-11-58-06-am-1

A pesar de no recibir ese pago especial una obrera, que prefirió mantener su nombre en reserva, aseguró que hizo todo lo posible para tener una “cena navideña decente, en familia”, pero dijo que tener ese dinerito de más no le hubiera caído mal. Ella, al igual que los más de 295.000 personas que laboran en los centros de salud del país aún esperan que la ministra les pague ese dinero, que por derecho de la Contratación Colectiva se merecen, ya que así podrían “comprar algunas cosas más para la cena del 31 de diciembre”, relató Luisa Cárdenas, una empleada del Hospital Vargas.

Solo en Caracas hay al menos 29.000 trabajadores repartidos en los diferentes centros de salud públicos que tampoco recibieron su “bono de fin de año” que sumaba 22.000 bolívares a cada obrero. “Nosotros sabemos que ese dinero sí está disponible, pero la Ministra de Salud, Luisana Melo, le ordenó al Director Regional de Salud para el Distrito Capital, Dr. Earle Siso, no aprobar ese pago porque ella se podría meter en problemas y también se molestarían los obreros de las otras entidades que no reciben ese dinero”, relataron los trabajadores.

Como la ministra Melo no les dio la cara luego de que ellos protestaran, aseguraron que a partir de enero en todos los centros de salud del país se van a declarar en conflicto permanente y realizarán asambleas para discutir todos los problemas que tienen.

Lee también
Melo pasa el testigo en rojo a Caporale, una sucesora que tildan de conflictiva

AN también le debe plata a sus empleados

No solo hubo problemas de pago en el despacho de Salud, también en la Asamblea Nacional.

Andrés Rivero, trabajador y dirigente sindical de la Asamblea Nacional (AN) denunció que ha habido varias violaciones a la contratación colectiva y aún no les han dado respuesta. Explicó que al menos tres cláusulas no han sido cumplidas, pero no le echa la culpa a la actual directiva del Poder Legislativo.

“El presidente obrero, Nicolás Maduro, es quien negó el dinero que recibimos los trabajadores de la AN como beneficio para comprarle los regalos para el 24 de diciembre a los que tienen hijos menores de 12 años. Los problemas y diferencias que tiene usted [Nicolás Maduro] con la actual directiva de la AN, no es asunto de nosotros. Los más afectados son, en principio los niños que no pudieron tener su regalo para navidad”, aseveró Rivero.

Los trabajadores del Parlamento, según el dirigente sindical, también reciben su “bono hallaquero” desde hace cinco años, pero este diciembre nunca les llegó el dinero a sus cuentas por concepto de ese beneficio que es equivalente a tres meses de “bono de alimentación”, unos 191.160 bolívares.

Este año, los hijos de los trabajadores no tuvieron su acostumbrada fiesta de Navidad. La AN tampoco dotó de uniformes a los empleados, a lo cual está obligado por ley.

Fotos: Charlie Barrera


Join the Conversation