El Deportivo Anzoátegui y el Atlético Venezuela ganaron sus partidos de ida en el torneo pero por calendario esperarán hasta mayo para jugar la vuelta.

Caracas. La goleada del Deportivo Anzoátegui 3-0 ante el Huracán argentino y la victoria mínima del caraqueño Atlético Venezuela en la casa del Palestino chileno pusieron inesperadamente a dos oncenas criollas bien perfiladas para conseguir el boleto a la segunda ronda de la Copa Sudamericana, que debido al nuevo formato de la llamada “otra mitad de la gloria” deberán definir casi tres meses después del partido de ida.

El larguísimo lapso entre el duelo inicial y el choque de revancha convierte a la primera fase del torneo en una ronda con realidades muy distintas de una misma llave, pues tal como apuntó el Director Técnico (DT) argentino de los orientales, Nicolás Larcamón, el fútbol suele ser “muy volátil”.

“El partido de vuelta está tan lejos que ni siquiera se puede hablar de ello. Puede pasar muchísimo en 3 meses”, admitió el estratega. Lesiones, altibajos en lo deportivo, conflictos grupales, cambios de timonel y en el caso del rival argentino un mayor nivel competitivo producto de la disputa del torneo doméstico entran en ese “muchísimo” al que se refirió Larcamón.

La renovación del torneo que en 2016 le concedió honoríficamente el título al malogrado cuadro del Chapecoense de Brasil incluye un calendario de 10 meses y 54 participantes, entre ellos los dos ganadores del martes más el Caracas FC y Estudiantes de Caracas por Venezuela.

El incremento de equipos está acompañado de un sistema de competencia similar al de la Liga Europa, con la inclusión en la segunda ronda de los ocho terceros de la fase de grupos de la Copa Libertadores más los dos mejores perdedores de la tercera rueda del principal evento de clubes de la Conmebol.

Claro que no es la primera vez que la disputa de una justa se interrumpe por más de un mes. En la Libertadores 2014, los cuartos de final se disputaron en mayo y las semis tuvieron que esperar hasta el 23 de julio para celebrarse, debido a la interrupción por el Mundial de Brasil. Por ahora, a Atlético y Anzoátegui no les queda otra que centrarse en el Apertura y de vez en cuando hacer memoria y acordarse de los rivales que enfrentarán de nuevo el 10 y 31 de mayo, respectivamente.

 Foto referencial: Prensa Danz



Participa en la conversación