Pagos electrónicos son los protagonistas en la banca con aumento de 8% en un año

Los negocios afiliados al servicio de puntos de venta se ubicaron en febrero de 2018 en 338.648. En el mismo periodo de 2019 la cifra cerró en 346.740, un aumento de 2,38 %.

Caracas. Los medios de pago electrónicos siguen teniendo protagonismo en la banca, en medio de restricciones por el encaje legal de 100 %, la orden para implementar sistemas biométricos y una acentuada contracción en la economía que se mantiene desde hace cinco años. Entre febrero de 2018 y febrero de 2019 los puntos de venta aumentaron 7,74 % en todo el país, mientras que los cajeros automáticos disminuyeron 12,25 %.

El Estudio Comparativo de Tarjetas de Crédito y Débito febrero de 2019 elaborado por el Banco Central de Venezuela (BCV) reveló que los puntos de venta en 2018 se ubicaron en 431.303. En febrero de este año alcanzaron los 464.706 en todo el país, lo que representa un aumento de 7,74 %.

Entre noviembre de 2017 y noviembre de 2018 unos 3170 cajeros automáticos en todo el país fueron declarados en obsolescencia, cifra que contrasta con los datos aportados en el estudio hecho por el BCV. En febrero de 2018 la nación registraba 9700 cajeros, un año después hubo una reducción de 1189, lo que representa una disminución de -12,25 %.

Los negocios afiliados al servicio de puntos de venta se ubicaron en febrero de 2018 en 338.648. En el mismo periodo de 2019 la cifra cerró en 346.740, un aumento de 2,38 %.

La banca trabaja contrarreloj luego de que la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) le ordenara prescindir de los servicios de Visa, Maestro y Mastercard y migrar a un sistema biométrico con un plazo máximo en enero de 2020. Una medida que, según la economista Karelys Abarca, obedece a la deuda que mantiene la nación con las compañías extranjeras.

El 27 de mayo Sudeban informó que ya tienen cronograma para “incorporar a la banca nacional en la emisión del sistema Biopago, el cual permite realizar transacciones mediante la autenticación biométrica”. En la reunión que involucró a la banca pública y privada se precisó que el servicio de Biopago “tiene como objetivo proporcionar funciones de punto de venta sin la necesidad de utilizar la tarjeta física, validando la identidad del usuario a través de su huella”.

La banca venezolana se mantiene en pie gracias a las comisiones por transferencias y pagos electrónicos que crecen exponencialmente, asegura un informe del Observatorio de Gasto Público de Cedice Libertad. En el segundo semestre de 2018 el apartado “Otros ingresos operativos”, que recoge el valor de las comisiones por pagos electrónicos, observó que este representó «41,8 % del resultado de ingresos de toda la banca”.

Mientras las autoridades apuestan en elevar los pagos por canales electrónicos, el BCV mantiene una deuda de 20 millones de dólares con la empresa inglesa De La Rue, que imprime los billetes del último cono monetario que entró en vigencia en agosto de 2018 y que quitó cinco ceros al bolívar.


Participa en la conversación