El transporte público puede pasar hasta cuatro horas en las estaciones de servicio esperando para llenar el tanque. Choferes se quejan de que los bomberos venden gasolina por fuera.

Maracaibo. Los choferes en el Zulia enfrentan otra “tragedia” en su día a día: surtir de gasolina sus vehículos. Para unos es “el colmo” mientras que para otros “se veía venir”. Lo cierto es que pasan de dos a cuatro horas haciendo colas en las estaciones de servicio para poder trabajar al menos medio día.

Sudado y “harto”, Jorge Mendoza, conductor de un carro por puesto de Bella Vista, relató el calvario que vive desde hace una semana. Hoy me metí a las 10:00 a. m. a la cola porque me quedé sin gasolina. Lo hago por necesidad, porque esto es insoportable, recalcó mientras se limpiaba la frente una y otra vez con un pañito.

Con carros aún por delante, contó: A mí me dura el tanque un día nada más, porque este carro trabaja mañana y tarde, pero si esto sigue así no podremos trabajar porque se pierde mucho tiempo.

Las pérdidas para los carros por puesto oscila entre 5000 y 10.000 bolívares, dependiendo de la hora en la que dejen de trabajar para surtir sus tanques. Ya hay quienes duermen en las pocas estaciones de servicio que se mantienen abiertas, para lograr trabajar desde muy temprano.

Danilo Villalobos, otro chófer, lamentó las horas que debía estar en la cola. Me quedé varado, tuve que traer el carro empujado y aquí me voy a quedar porque cómo me muevo si no tengo ni una gota de gasolina. Para él la situación “cada día está peor” por lo que señaló: “A la hora que salga de aquí tengo que ir a trabajar, porque si no, no comen mis hijos”.

En las estaciones, lo normal es el abastecimiento de una gandola diaria, pero hay sitios donde no cargan desde hace más de dos días. Lo habitual es que el combustible dure entre uno y dos días, pero actualmente solo dura medio día, lo que genera cierre de estaciones y acrecienta la demanda en otros puntos.

Lee también
Caraqueños amanecieron con paro de transporte

Posición

Ruben Esis, presidente de la central sindical noroeste de transporte del estado Zulia, se pronunció sobre la problemática que afecta a todo el gremio del transporte, especialmente a los carros por puesto. Detalló que el problema no es solo con el despacho, sino con la instalación del chip, donde denunció que hay corrupción.

La situación que enfrentamos con las estaciones de servicio es otro de los fenómenos que presenta nuestra economía producto de estas malas políticas que han llevado a la ruina al país y con ello se llevan a la tumba el transporte público. Ya hemos dicho que el transporte de cinco puestos está en su etapa terminal y con esto lo terminan de hundir, apuntó.

Esis reconoció que muchos de los transportistas se ven obligados a comprar pimpinas de gasolina por fuera de las estaciones de servicio para no perder tiempo en las colas o resolver si no tienen chip.Una pimpina de gasolina de cinco litros vale 600 bolívares por fuera de las bombas.

Las largas colas también generan colapso en la ciudad. Cesar Carmona, chófer de la circunvalación uno dijo: “La uno, la dos y la Limpia son las bombas que tienen mas gasolina, ahí pierdes hasta cinco horas”. Denunció que si no tienen chip, los bomberos les cobran 3000 bolívares por llenarles el tanque y hacerse la vista gorda.

Acciones

Rubén Esis, vocero de la dirección única de transporte en el Zulia, adelantó que este lunes se reunirán para evaluar la situación de la gasolina. También discutirán las nuevas tarifas del Instituto Nacional de Tránsito Terrestre (INTT) en los trámites para el transporte público.

Se espera que posterior al encuentro la directiva del gremio de transporte se pronuncie al respecto y anuncie medidas de su parte. El Gobierno no entiende que debe extenderle la mano al transporte público porque nuestra situación es deplorable. Al contrario, cada vez nos pone más el pie en el cuello.

 “Es por transporte”  

Jairo Ramírez, secretario de Infraestructura de la Gobernación del Zulia, invitó a la calma. “Hay gasolina suficiente en Maracaibo, tranquilos”, expuso este viernes en un comunicado de prensa.

El funcionario dijo que la problemática se debe a la dificultad de trasladar el combustible ante el cierre de calles por las manifestaciones de la oposición. Recalcó que el problema no es por falta de gasolina, sino por transporte.                                

Foto: Mariela Nava


Join the Conversation