¿Puede el CNE inhabilitar a todos los partidos de la oposición?

Consejo Nacional Electoral, CNE, Elecciones Primarias

El proceso de reinscripción de partidos organizado por el CNE puede llevar a la inhabilitación de casi todas las organizaciones políticas en el país.

Caracas. En 14 horas se definirá si 59 partidos políticos, casi la totalidad de las organizaciones que pueden postular candidatos, quedan fuera de la boleta electoral de manera definitiva.

En ese lapso, estas organizaciones deben lograr que miles de personas acudan a lugares establecidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para colocar su pulgar en las máquinas captahuellas, en un proceso que se asemejará mucho al viacrucis que pasaron millones de ciudadanos para respaldar el revocatorio en contra de Nicolás  Maduro.

“El CNE limita el derecho a la participación al aprobar un proceso de renovación de partidos en condiciones de casi imposible cumplimiento”, señaló el rector del organismo Luis Emilio Rondón.

Con un año de retraso, el ente comicial convocó a los partidos a renovar sus nóminas y lograr que el equivalente a 0,5 % del Registro Electoral (RE), en 12 estados, se declare militante de las organizaciones políticas. Este es un proceso que puede anular a casi todos los partidos de la oposición y del Gran Polo Patriótico (GPP). Las únicas organizaciones exentas son la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y otros dos movimientos minoritarios.

Sin embargo, analistas electorales no descartan que el Gobierno intente, paralelamente, ilegalizar a la MUD para hacer unas elecciones al “estilo Nicaragua”, en donde fueron inhabilitados los principales partidos de la oposición.

Lee también
Diputados llegaron "por sorpresa" hasta el CNE para exigir elecciones

¿Cuáles partidos deben renovar sus nóminas de militantes ante el CNE?

—Un total de 59 organizaciones deberán hacerlo. Entre ellos todos los partidos que conforman la MUD, como Acción Democrática, Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP), Un Nuevo Tiempo (UNT), Alianza Bravo Pueblo, La Causa R, entre otros.

Del Gran Polo Patriótico (GPP) también todos, como el Partido Comunista de Venezuela (PCV), Redes, Tupamaros, Podemos y la Unidad Popular Venezolana (UPV), entre otros. Los únicos que no deben cumplir este requisito y que, actualmente, pueden postular candidatos son los partidos MUD y PSUV y otras dos organizaciones cuya reciente inscripción los exime de este proceso por obtener más de 1 % de los votos el 6D.

¿Qué pasa si no lo hacen?

—Los partidos que no cumplan con los requisitos establecidos por el CNE y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) quedarán removidos, de forma definitiva, del registro de organizaciones electorales con posibilidad de postular candidatos a elecciones.

¿Por qué deben renovar sus nóminas estos partidos?

—En 2016, la Sala Constitucional del TSJ, a través de sus sentencias 01, 415 y 878, indicó que los partidos políticos que no obtuvieron por lo menos 1 % de los votos en 12 estados del país, o no participaron en las dos últimas elecciones nacionales, debían renovar sus nóminas de militantes ese año para poder postular candidatos.

Un total de 59 partidos manifestaron la voluntad de renovar sus nóminas pero el CNE nunca dio a conocer las normas que regirían el proceso, por lo que a finales de año el máximo juzgado dio plazo hasta abril de 2017 para que se estableciera el cronograma. El pasado martes en la noche, el CNE dio a conocer algunas de las pautas que regirán la reinscripción.

¿Cómo será el proceso de reinscripción?

-Las pautas del CNE y el TSJ dificultan mucho el proceso y hacen que se asemeje a la complicada recolección de firmas del revocatorio. El TSJ estableció que las personas deben ir personalmente a las sedes del CNE y colocar sus dedos en las máquinas captahuellas.

El proceso se realizara en 10 fines de semana, entre el 18 de febrero y el 23 de abril, y las organizaciones solo tendrán 14 horas —7 horas hábiles durante el sábado y el domingo— para lograr que el equivalente al 0,5 % del RE de las parlamentarias del 6D, en 12 entidades, manifieste su respaldo a la organización política.

Si los partidos logran la hazaña tampoco pueden cantar victoria pues las normas prevén un proceso de “impugnación”, similar al del revocatorio, en el que las personas pueden denunciar que les fue usurpada su identidad.

Lee también
Maduro agradecido por “la lealtad” que el TSJ demostró frente a la Asamblea Nacional

¿Serán públicos los nombres de quienes respalden la reinscripción de los partidos?

—Sí. A través de su cuenta de Twitter, la rectora Tania D’amelio indicó que el CNE colocará un “módulo de consulta” de manera temporal para que los electores puedan verificar si las organizaciones con fines políticos utilizaron su identidad “de manera indebida”.

¿Técnicamente es posible?

—Tanto el rector Luis Emilio Rondón como técnicos electorales cercanos a la MUD indicaron que el proceso será muy complicado y que, en el mejor de los casos, solo los partidos con mayor estructura podrán cumplir con lo exigido. La principal queja es que solo se otorguen 14 horas hábiles para lograr un proceso que, según las pautas que había establecido el propio CNE el año pasado, se iba a desarrollar en 90 días. El CNE apenas desplegará 390 máquinas captahuellas en todo el país, cuando posee unas 40.000.

“Teniendo una plataforma tecnológica mayor, el CNE hoy decidió limitar a 390 máquinas la recolección. Se requiere mucho más”, señaló Rondón.

Además, algunos partidos deberán realizar el proceso en los fines de semana que coinciden con el Carnaval o la Semana Santa.

Los expertos temen que las máquinas sean ubicadas en lugares de difícil acceso, que algunos funcionarios retrasen el proceso o que haya inconvenientes similares a las firmas del revocatorio. “La situación es bien difícil, muy pocos partidos podrían lograrlo”, indicó el representante de la MUD ante el organismo comicial, Vicente Bello.

¿Cuál será el orden en el que los partidos deben pasar por este proceso?

—Esto todavía no se ha dado a conocer. El CNE tan solo estableció unas pautas generales. Indicó que los partidos harán la renovación en tandas de 6 organizaciones por cada fin de semana. El primer grupo está conformado por aquellos partidos que no presentaron candidaturas en las “dos últimas elecciones”.

Esto generó polémica, pues mientras los partidos de la MUD indicaron que deben ser las dos últimas elecciones parlamentarias (2010 y 2015) la sentencia del TSJ señala que esos dos últimos procesos son las presidenciales 2013 y las parlamentarias de 2015. Ello a pesar de que, históricamente, siempre se ha usado a las elecciones parlamentarias (voto lista de los partidos) como referencia para estos procesos. Esto hace que las organizaciones de la oposición, que no participaron específicamente en esos comicios por usar la tarjeta única, deban enfrentar la renovación antes que los del GPP.

¿Qué diferencia estas normas de las de procesos anteriores?

—Las diferencias con procesos anteriores son notorias. En el pasado, los partidos podían recoger las firmas de las personas de manera autónoma  y estas eran revisadas por la autoridad comicial posteriormente. Además, el apoyo a la inscripción de un partido no implicaba que la persona era militante de esa organización, lo que permitía que un mismo individuo apoyara la inscripción de varias organizaciones políticas. Esto fue prohibido de manera explícita por el TSJ, que señaló que cuando una persona apoye la inscripción de dos o más partidos solo se tomará en cuenta la última organización que apoyó.

“El apoyar la inscripción de una organización solo implicaba que apoyabas la pluralidad política y el derecho asociarse con fines políticos”, indicó el consultor electoral Félix Arroyo.

Si la MUD está exenta de este proceso ¿Cómo podría ilegalizarla el CNE?

—A pesar de que la MUD superó cómodamente el 1 % requerido por el CNE —e incluso fue la organización más votada del país— varias amenazas pesan en su contra.

Integrantes del PSUV introdujeron demandas en contra de la Unidad por un supuesto fraude durante la recolección de firmas del revocatorio. El vicepresidente de la tolda roja, Diosdado Cabello, señaló que en los próximos días, el CNE debe pronunciarse sobre estas denuncias y anular a la alianza opositora. Analistas y consultores electorales consideran que el Gobierno podría estar pensando en un escenario electoral similar al de las presidenciales de Nicaragua del año pasado.

En el país centroamericano, Daniel Ortega logró la reelección con alrededor de 70 % de los votos, luego de que la Corte Suprema de Justicia —controlada por seguidores del Gobierno— anulara a los principales partidos de la oposición. Eso es una alternativa a la suspensión, por segunda ocasión, de los comicios regionales, algo que podría generar mayor revuelo en la comunidad internacional.

“Sería algo insólito pero es posible. Ya han hecho cosas insólitas como suspender el revocatorio a través de tribunales de primera instancia”, acotó Félix Arroyo.

¿Puede este proceso retrasar las elecciones regionales?

—Los expertos coincidieron en señalar que difícilmente las regionales se celebrarán en el primer semestre del año como lo prometió la presidenta del organismo, Tibisay Lucena, luego de anunciar la suspensión de los comicios, que debían hacerse para el año pasado. Para esta fecha, ya el ente comicial debería estar recibiendo las solicitudes para hacer elecciones primarias de ambos bloques y este no ha mostrado ningún movimiento o señal de estar preparando los comicios.

¿Qué opinan los partidos del Gran Polo Patriótico?

—Varios aliados del chavismo, como Redes y el Partido Comunista de Venezuela (PCV) protestaron el proceso y denunciaron que se limita el derecho a la participación política con el uso de las captahuellas.

El PCV, que con 85 años de actividad es el partido más antiguo del país, señaló que no participará en la renovación bajo las condiciones planteadas por el CNE. La tolda llamó a las autoridades del ente a reflexionar y advirtió que está en riesgo el apoyo a los candidatos que presente el PSUV.

“Nuestro partido no entrega su independencia. El partido, cuando apoya a otros candidatos, es en el marco de alianzas. Nuestro partido no entrega su soberanía”, expresó el integrante del buró político de esa organización, Pedro Eusse. El rector Rondón también exhortó a las demás rectoras a “corregir estas condiciones y facilitar el ejercicio de los derechos políticos como nos obliga la Constitución”.

Número de militantes requerido por estado:

Distrito Capital: 8192 militantes

Amazonas: 512 militantes

Anzoátegui: 5271 militantes

Apure: 1645 militantes

Aragua: 6019 militantes

Barinas: 2767 militantes

Bolívar: 4856 militantes

Carabobo: 7741 militantes

Cojedes: 1183 militantes

Delta Amacuro: 584 militantes

Falcón: 3316 militantes

Guárico: 2605 militantes

Lara: 6257 militantes

Mérida: 2981 militantes

Miranda: 10.212 militantes

Monagas: 3104 militantes

Nueva Esparta: 1725 militantes

Portuguesa: 3005 militantes

Sucre: 3218 militantes

Táchira: 4144 militantes

Trujillo: 2616 militantes

Vargas: 1374 militantes

Yaracuy: 2124 militantes

Zulia: 12.020 militantes

Foto referencial: Cristian Hernández


Participa en la conversación