Marlene Sifontes, representante sindical de la institución, denunció el maltrato y los despidos injustificados al personal obrero que labora en los parques. Contó que a un trabajador le querían pagar Bs. 20.000 por tres años de servicio.

Caracas. Marlene Sifontes, secretaria de organización del Sindicato Unitario Nacional de Empleados Públicos del Instituto Nacional de Parques (Inparques), informó sobre las precarias condiciones en las que se encuentran los parques nacionales.

Sifontes se refirió a varias áreas protegidas, en especial, al antiguo Parque del Este, ahora Parque Generalísimo Francisco de Miranda. Destacó que los trabajadores laboran en pésimas condiciones. Según la secretaria, en el parque no cuentan con sanitarios adecuados, espacios para comer, equipos para realizar el trabajo, ni mucho menos la vestimenta reglamentaria.

“Esto cada día es peor, no tenemos baños ni para los trabajadores, ni para los visitantes debido a un tema de aguas negras. Los trabajadores han tenido que improvisar un baño detrás de unos matorrales. No tenemos espacios óptimos para comer, no tenemos los implementos necesarios para trabajar, estamos muy mal”, apuntó.

img-20160917-wa0003

Sinfontes reportó que el personal que ejerce sus funciones en la coordinación del parque fue trasladado a la biblioteca que se encuentra dentro de las instalaciones, ya que no tenían más espacios. Mencionó que la biblioteca igualmente se “cae a pedazos” por un problema de filtración.

img-20160917-wa0002

“Esos no son espacios óptimos para el trabajo, no podemos trabajar en una biblioteca que además se cae poco a poco, la lluvia ha estado afectando no solo el recinto por fuera sino también los libros, ya se han dañado varios ejemplares”, acotó.

Lee también
“El Parque del Este se está cayendo a pedazos”

Falta de pagos

La secretaria del sindicato manifestó que, a la fecha, se les adeuda más de cinco meses correspondientes al fideicomiso y caja de ahorro. Contó que el dinero le fue entregado a la gerencia, pero no entiende porqué no se les ha cancelado.

“No entiendo porqué no nos han cancelado el dinero que nos deben, sabemos que ya los recursos fueron otorgados, pero no nos han pagado, tenemos más de cinco meses sin cobrar. Están cometiendo un delito que es la apropiación indebida ya que ese dinero es de los trabajadores”, sentenció.

También denunció que varios trabajadores han sido despedidos injustificadamente, violando la ley del trabajo y la Constitución de la República. Refirió que hay empleados que alegan haber sido despedidos mientras se encontraban de reposo. “Eso no aparece en ninguna parte de la ley”, recalcó.

De acuerdo con Sifontes, han violentado los derechos laborales de varias personas, “a una compañera le querían pagar Bs. 20.000 por tres años de servicio”. Destacó que le deben horas extras a la mayoría de los empleados, guardaparques, cuidadores de animales, personal de limpieza, personal de seguridad, y el acuerdo que les proponen es que tengan días libres por ese tiempo adicional, “hay compañeros que tienen más de dos años en días libres correspondientes a todas las horas extras que hicieron”.

Reconoció que el Gobierno otorgó un programa para la entrega de útiles escolares y que subieron los tickets de alimentación de Bs. 6.000 a Bs. 14.000, pero aseguró que no es suficiente y deben pagar todos los beneficios establecidos en la ley.

Playas caóticas

La dirigente hizo un inciso acerca de la problemática de las playas, a propósito de su día mundial celebrado el pasado domingo 18 de septiembre.

“No es posible que en la semana mundial de las playas estén en el peor estado, totalmente asquerosas, llenas de suciedad. Por ejemplo, en las playas del Parque Nacional Morrocoy, los trabajadores no han podido realizar el trabajo necesario para su limpieza debido al incumplimiento en los pagos” (sic), declaró.

Por último, comentó acerca de las irregularidades en el pago del personal obrero en los parques nacionales de Sierra Nevada y en Sierra de la Culata, en este último rescató el tema de la deforestación que está causando estragos en los espacios.

Fotos: Angeliana Escalona / cortesía de Marlene Sifontes.



Participa en la conversación