Transportistas barajan aumento de 400% sobre el pasaje urbano

pasaje urbano | transporte

De aplicarse el ajuste, que tendría que ser oficializado por los gobiernos locales, el pasaje urbano se incrementaría de 1 a 5 bolívares en Caracas. Sin embargo, el sector plantea otra propuesta que luce menos ambiciosa: llevar el monto a 3 bolívares, con la salvedad de someterlo a una nueva revisión al cierre de 2018. Pero aún no existe un consenso definitivo entre los dirigentes de los cinco bloques de transporte de la ciudad.

Caracas. Nada parece aplacar el incremento del pasaje mínimo urbano. A pocas semanas del aumento oficializado por el Ejecutivo en la Gaceta 41.468, con fecha 27 de agosto, que ubicó la tarifa en 1 bolívar soberano; los transportistas se plantean un próximo ajuste en el Área Metropolitana de Caracas.

Aún cuando no existe un consenso entre el gremio, la propuesta de incrementar el pasaje a 5 bolívares cobra fuerza sobre las mesa en un contexto de hiperinflación que el Gobierno aspiraba abortar con la reconversión monetaria, que entró en vigencia en agosto y que devaluó el poder adquisitivo del venezolano en 96 %, de acuerdo con cálculos de Ecoanalítica.

De aplicarse el ajuste, que tendría que ser oficializado por los gobiernos locales, el pasaje urbano se incrementaría en 400 %. Sin embargo, el sector estima otra propuesta de incremento, que luce menos ambiciosa y que también le guiñe el ojo a los agremiados. Es la de llevar el pasaje a 3 bolívares, con la salvedad de someter el monto a una nueva revisión al cierre de 2018. Pero todavía no existe un consenso definitivo entre los dirigentes de los cinco bloques de transporte de Caracas.

Lee también
Transportistas de Maracaibo y San Francisco cobran hasta más de 10 veces lo establecido

Pedro Jiménez, presidente del Bloque Suroeste, señala que el acuerdo tomado por el sector será informado la próxima semana y aspiran implementarlo a partir del 1° de noviembre, cuando esperan salir a las calles con las unidades rayadas con las nuevas tarifas. Jiménez dice que tan solo dos semanas después del ajuste acordado en agosto con el Ministerio de Transporte, la tarifa de 1 bolívar quedó rezagada.

El Gobierno aún no ha fijado posición sobre el aumento de la gasolina ni nos ha dado noticias. No sabemos en cuánto va a quedar y queremos concertar un ajuste que nos permita sobrellevar la crisis económica para continuar con nuestro servicio, dijo Jiménez.

Para el portavoz del sector, el Gobierno incumplió su palabra al no revisar las tarifas en septiembre como se había acordado en agosto.

Transporte publico de Caracas durante el paro convocado por el Frente Amplio.

A juicio de los usuarios, quienes se quejan de los recurrentes incrementos, los transportistas parecen ocupar toda la potestad en un asunto donde los ejecutivos locales tienen la última palabra. En lo que va de 2018, el pasaje ha sufrido tres alzas, todas de manera unidireccional y sin la aprobación de los organismos oficiales, a excepción del último aumento de 900 % que cifró el monto en 1 bolívar soberano.

Braulio Cedeño, presidente encargado del Bloque del Oeste, asegura que los representantes de las líneas de las parroquias Sucre y 23 de Enero se plegarán al aumento que tienen previsto llevar a una mesa de trabajo con el Ministerio de Transporte. La propuesta de incremento, que oscila entre 3 y 5 bolívares, compite con la exigencia de insumos como baterías, cauchos y aceite para recuperar las unidades en paro técnico.

De acuerdo con cifras de los afectados, en Caracas ascienden a más de 20.000 las unidades inoperativas y desincorporadas del transporte superficial.

Hoy el gremio espera que el Gobierno honre su palabra y entregue los subsidios y créditos que prometió al sector. Reitero que los transportistas quieren y necesitan trabajar. De ellos depende el sustento personal y de su familia, al igual que los usuarios, que son el eslabón más débil de la cadena, los que están pagando la precariedad y limitaciones del servicio prestado, dice Cedeño.

Lee también
Transportistas anzoatiguenses se declararon en “rebeldía” y ajustaron a Bs. S. 5 tarifas del pasaje

El presidente del Bloque del Oeste advierte que solo entre 10 % y 15 % de las unidades, incluidas las de las líneas oficialistas, están operativas en el oeste, lo cual supone un déficit de al menos 85 %. La proliferanción de vehículos piratas y de perreras rinden cuenta sobre un problema de movilidad que se profundiza conforme el Gobierno lo niega. “Las infames perreras, que son la oferta de soluciones al grave problema de transporte, ofrecida por la actual alcaldesa de Caracas, no representa la calidad de transporte que los caraqueños merecen para movilizarse”, coincidieron los transportistas en un comunicado.

Para el sector se hace necesario adelantar un agresivo plan de renovación y mejoramiento urbano, para construir y habilitar nuevos estacionamientos, muchos de ellos eliminados para desarrollar planes de  viviendas. También plantean resolver los problemas de señalización, rayado de calzadas, de inseguridad, iluminación y alumbrado.

Ricardo Guillen, secretario de organización del Bloque del Oeste y presidente de la Asociación Civil Unión Conductores Venezuela (Propatria-Silencio), concluye que a pesar de las coordinaciones efectuadas con las autoridades del Ministerio de Transporte, la cantidad de insumos recibidos solo alcanza para satisfacer menos del 20 % de los requerimientos.

unidades | crisis tansporte
Transporte publico de Caracas durante el paro convocado por el Frente Amplio

Fotos: Luis Morillo @luizmorillo15


Participa en la conversación