Aunque en la plaza Bolívar del sector se instaló un módulo de la PNB, los residentes estiman que solo se trate de un “paño de agua caliente” y la vigilancia no sea permanente. Exigieron colocar alumbrado público en la avenida Intercomunal.

Caracas. Karen Mora y Grecia Delgado se encontraban de últimas en la cola que las llevaría al sector de Bruzual, en El Valle. Por la falta de transporte, en ocasiones deben esperar hasta dos horas por un jeep que las lleve a sus casas.

A veces, de tanta espera, deben subir caminando, a la buena de Dios. “Nos toca correr para el barrio porque aquí no hay seguridad de ningún tipo, pero cada quien se maneja en su zona y reconocen a los que se la pasan robando”, apuntaron las dos señoras.

Por esto, a partir de las 7:00 p. m. son pocos los que quedan por las calles de El Valle, pues entre la soledad y oscuridad, lo vecinos temen convertirse en una víctima del hampa.

De acuerdo con ambas mujeres, los arrebatos son constantes, por ello solo salen de su casa para trabajar y evitan quedarse hasta tarde.

Ahora los vecinos de El Valle tienen doble dolor de cabeza, ya que deben protegerse de la delincuencia mientras intentan abordar el transporte público, gremio que actualmente posee más de 40.000 camionetas accidentadas. Solo en Caracas.

Por esta problemática, son varios los que prefieren caminar hasta su destino, lo que según Omar Quiñones, vecino del sector, atrae a los delincuentes, tanto en la mañana como en la noche y la falta de iluminación les facilita la actuación.

“Aquí estamos de mal en peor. No hay bombillos y entre las matas y los árboles que hay en la calle, los delincuentes aprovechan para ocultarse y asaltar”, soltó el señor desde su taller mecánico.

Sin embargo, los pocos que logran abordar una unidad —por la cual se ven obligados a pagar entre Bs. 1000 y 1500 hasta Coche o La Rinconada— también deben lidiar con el temor de un asalto en pleno recorrido.

Recorrido El Valle<br /> Foto: Luis Miguel Cáceres
Vecinos duda que el nuevo módulo policial sea permanente

Elizabeth Hernández lleva jubilada seis años. Desde entonces se sienta con su termo de café en la plaza Bolívar de El Valle y su posición le da vista privilegiada sobre cada uno de los robos que ocurren en la avenida Intercomunal.

En medio de su lugar de trabajo hay un módulo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que no lleva instalado ni tres semanas. Considera que tal vez la delincuencia disminuya, pero duda de que la vigilancia sea permanente.

“Tengo 40 años viviendo por aquí y esto es peligroso, aquí matan a la gente por una moto y la droga se mueve por todo el sector”, señaló la señora.

Sin iluminación

Lee también
En Coche, El Valle, Santa Mónica y San Pedro las mesas se instalaron con miembros de las colas

Aunque en pleno centro comercial El Valle y alrededores de la plaza hay una multitud constante —por los vendedores informales y cercanías a la entrada del Metro— hacia la zona de San Antonio la cara es diferente y sola.

El nuevo módulo policial queda apenas a tres cuadras del taller de Quiñones, sin embargo, el hombre no pone sus esperanzas en él, pues no considera que ayude a mejorar la situación, más si la presencia no es permanente y no realiza recorridos en toda la zona.

Por ello, una de las denuncias de Alonso Becerra, líder comunitario, es que las autoridades competentes hagan gestiones para colocar alumbrado público en la zona.

Aquí hace falta patrullaje inteligente en todo el sector, con puntos de control. Todo El Valle está igual y ahora la inseguridad está peor porque la gente carga efectivo encima. En las camioneta se la pasan robando a toda hora y por la falta de luz, eso atrae a los delincuentes para robar, comentó.

Recorrido El Valle<br /> Foto: Luis Miguel Cáceres
Usuarios del transporte deben caminar en plana avenida para agarrar una camioneta, por lo que quedan expuestos a un atraco

Según Becerra, varios comercios pagan por vigilantes privados, sin embargo, es poco lo que pueden hacer en caso de que se presente algún atraco, pues no cuentan con medios para defenderse. “Utilizan sus uniformes solo para asustar”, indicó.

Para Becerra, el sector poco ha cambiado en los últimos 20 años. Cada día se encuentra en decadencia, entre la falta de transporte y alumbrado. Por ello exigió a los representantes políticos de su zona hacerse a cargo de las problemáticas o realizar reuniones con los residentes para conocer las necesidades y, de esta manera, intentar llegar a una solución.

Durante marzo de 2016, en el barrio Cerro Grande de El Valle se registraron hechos violentos en los que murieron 9 personas, mientras que en agosto 6 delincuentes fallecieron en un enfrentamiento.

En el mismo año, en la parroquia se desplegó la Operación de Liberación al Pueblo (OLP) para disminuir la delincuencia, pero los alcances fueron pocos.

Fotos: Luis Miguel

Lee también
Mataron a carpintero a golpes para robarlo en Antímano


Participa en la conversación