Anriquelis Barrios: Los Juegos Olímpicos sí se pueden realizar pero sin público

La judoca guayanesa residenciada en Japón se toma con serenidad, cautela y un moderado optimismo el tema de la celebración de la máxima cita del deporte universal.

Caracas. Ya han pasado 15 días desde que Anriquelis Barrios regresó de Qatar tras participar en el Master de Doha y apenas a mitad de esta semana pudo retomar su rutina de entrenamientos en Japón.

La judoca bolivarense tuvo que hacer una pausa obligada en el tatami debido a la cuarentena que impone a los viajeros el gobierno japonés y, para más incomodidad, unos días después de su vuelta a Tokio, un reporte del diario The Times aseguraba que los Juegos Olímpicos —reprogramados para julio de 2021 por la pandemia del coronavirus— serían cancelados definitivamente.

«Me desperté y había un boom con eso. Yo no me puedo poner triste ni me puedo deprimir porque eso no es oficial y la vida continúa. Sería una lástima, pero hay que seguir adelante. Los japoneses son muy delicados y aquí ha habido muchos contagios», admite Barrios horas después de la publicación del medio inglés en entrevista para Crónica.Uno.

La atleta de 27 años de edad está muy cerca de oficializar su clasificación a la magna cita del deporte universal, pero el aumento de contagios en el país asiático vuelve a poner sobre el tapete la suspensión de los Juegos, una posibilidad inquietante para cualquier deportista, pero que Barrios prefiere tomar con mucha serenidad.

«Tengo que estar tranquila porque no me puedo desesperar. Para nosotros, los atletas venezolanos, esa sería una noticia muy difícil. No me quiero imaginar cómo deben estar otros deportistas», señala la combatiente, haciendo alusión a los compañeros que, por edad, no podrán ser parte del próximo ciclo olímpico.

Lee también
Alguacil apostará por la "pelota pequeña" para obtener el boleto a Tokio
Enamorada de la cultura japonesa

Barrios practica judo desde su adolescencia y reside en Japón desde 2019, gracias a una beca para entrenar que le dio el Comité Olímpico de ese país por las gestiones del Comité Olímpico Venezolano (COV) y la Federación Venezolana de Judo (Fevejudo). La guayanesa dice haber superado las dificultades de adaptación y confiesa ser una enamorada de la cultura nipona.

«Al principio fue súper difícil. Yo me vine a Japón hace dos años y poco a poco me fui adaptando porque esa es la única opción cuando te vas a otro país. Me adapté y me gusta muchísimo la cultura japonesa», subraya Anriquelis, a quien en la actualidad solo parece molestarle la gran diferencia horaria de Japón con respecto al continente americano. «Se me hace complicado comunicarme con mis padres que están en Estados Unidos y se la pasan trabajando, pero todos los días hablo con mi mamá», apuntó.

Anriquelis Barrios está muy cerca de clasificar a los Juegos Olímpicos de este año en Tokio (Prensa IND)

En el contexto de crisis que vive el deporte venezolano, Barrios se considera afortunada por no pasar apuros económicos ni tener que trabajar para costear su estadía fuera del país, aunque le parece «súper mal que Venezuela no pueda apoyar a sus atletas y estén pasando trabajo en el exterior».

Esa «holgura» de la que disfruta la judoca le permite concentrarse solo en el deporte y en la meta de escalar posiciones en el ranking, la vía por la que, casi con toda seguridad, conseguirá su boleto a los Juegos Olímpicos en los próximos meses. «Estoy súper enfocada. Después de la competencia en Doha reflexioné muchísimo y de verdad que he visto mucho los combates, he anotado lo que me hace falta y lo que tengo que entrenar cuando empiece a hacer judo. El trabajo duro es clave», recalcó.

Lee también
Alguacil apostará por la "pelota pequeña" para obtener el boleto a Tokio
¿Juegos a puertas cerradas?

Al volver a referirse a la situación de la pandemia en la Tierra del Sol Naciente, la diseñadora gráfica de profesión menciona el «estado de emergencia» que instauró el gobierno de Yoshihide Suga hasta el 7 de febrero y explica que la medida consiste en salir de casa lo menos posible y limitar al máximo lugares públicos y eventos. Por eso no descarta unos Olímpicos a puertas cerradas.

«Yo pienso que los Juegos sí se pueden hacer, pero sin público, lo que pasa es que en diciembre subieron mucho los contagios. Los japoneses se relajaron mucho», explica Barrios. La venezolana parece estar a medio camino entre el entusiasmo de estar en el país de los Juegos y el desconcierto de no poder dar como un hecho que finalmente se realizarán.

«La instalación del judo es muy bonita y el estadio de la inauguración lo he visto desde afuera, aunque no he visitado todas las instalaciones. Aquí es otro nivel. La gente es muy organizada y todo es muy limpio. Me imagino que habrá una gran apertura, aunque con toda esta situación no sé qué decir», concluyó.

Lea también:

Vizquel perdió el apoyo de 12 votantes y sacó 3% menos que en 2020


Participa en la conversación