Apureños afirman que nueva reconversión monetaria no detendrá la merma de su poder adquisitivo

reconversión monetaria

Para los apureños, la nueva reconversión monetaria puesta en marcha el pasado 1 de octubre representa una medida efectista que no detendrá la disminución de su poder adquisitivo; por el contrario, aseguraron que a partir de su implementación, los precios de los productos de la canasta alimentaria aumentaron el doble.

San Fernando de Apure. Exagerado. Así califica la vecina María Isabel Castillo el aumento de precios de los productos de la canasta alimentaria luego de la reconversión monetaria del pasado 1 de octubre.

″Yo veo que en las bodegas todo aumentó; bueno imagínese usted: un kilo de azúcar aumentó a 10 millones de bolívares″, aseguró.

Su lenguaje todavía no se adapta a la nueva expresión monetaria, pero se refiere a 10 bolívares digitales por un paquete de un kilogramo de azúcar.

Antes del 30 de septiembre, en las bodegas del sector Las Delicias, en San Fernando de Apure, el mismo producto costaba 5 millones de bolívares (equivalentes a 5 bolívares actuales). Hoy recalca que el precio se duplicó.

Mientras cuenta sus vivencias a Crónica.Uno, María Isabel hace una ″compra visual″ en un centro comercial de la capital apureña, luego de evadir un acto político a escasos metros del establecimiento.

Castillo mira por las vitrinas los costos en dólares y comenta «lo bueno» que es comprar con divisa porque «no perdió valor con la reconversión». En su barrio no ocurrió lo mismo con el Bolívar, con el que cada vez podía comprar menos, y ahora peor, con la reconversión monetaria.

″Nos están aumentando los productos día a día. Tú vas a una bodega y un kilo de harina de maíz lo venden en seis bolívares y hay familias vulnerables que no tienen cómo comprarlo″, lamenta.

El sábado 2 de octubre, María Elena Valero pagó 20 bolívares por un kilo de carne en el mercado municipal de San Fernando. Esto equivale a 5 bolívares más del precio que pagaba por la proteína antes de la reconversión (15 millones de bolívares por kilo).

″He visto que las cosas han aumentado bastante en comparación a como estaban. Sí, he visto los productos más caros, la reconversión aumentó todo, los precios los veo altísimos″, recalca Valero.

Más de lo mismo

Para Yudexia Aponte, la reconversión actual no es distinta a la implementada en 2018. Aponte sostiene que los precios no cambiaron con su implementación, pero cree que al final «todo sigue igual». ″En unos días más vamos a volver a subir, la misma inflación, la misma cosa y eso no va a cambiar″.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha insistido en que la reconversión monetaria le devolverá fortaleza al Bolívar. No obstante, Luis Landaeta no sabe cómo, porque aún siente que no compra nada si no tiene dólares. Luis solo quiere que la palabra del Gobierno sea realidad.

Los ciudadanos ya veían con escepticismo la reconversión monetaria en varias regiones del país, pues tanto comerciantes como consumidores no solo se movían en la incertidumbre, sino en la implementación de planes de contigencia durante la transición.

″De verdad Dios quiera que se cumpla, si se cumple las cosas tienen que cambiar, pero si no, es otro retroceso para el país″.

En medio de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria, la Sundde no ha escatimado en operativos para asegurarse de que no haya incrementos en los precios de los productos.

A la par de la fiscalización, el ente gubernamental supervisa que los precios sean reflejados en la nueva expresión monetaria. Quizá se deba a estos operativos que, a diferencia de Biruaca, en la capital apureña, el kilo de azúcar todavía se mantenga entre 0.80 bolívares; y un dólar, equivalentes a no más de 5 bolívares actuales.


Participa en la conversación