Asesinan a cuatro personas con balas de guerra en una discoteca de Puerto Ordaz

Dos hombres y una mujer fueron acribillados en la mañana del viernes cuando salían de la discoteca Sky Bar: los tres murieron al instante. Un parquero que fue herido falleció horas más tarde. El crimen está asociado con bandas mineras del sur del estado. Puerto Ordaz. Ya a esa hora, 5:30 de la mañana, todos habían salido …   leer mas

8272
8272

Dos hombres y una mujer fueron acribillados en la mañana del viernes cuando salían de la discoteca Sky Bar: los tres murieron al instante. Un parquero que fue herido falleció horas más tarde. El crimen está asociado con bandas mineras del sur del estado.

Puerto Ordaz. Ya a esa hora, 5:30 de la mañana, todos habían salido de la discoteca. La música había dejado de sonar y los vecinos, al fin, iban a dormir en paz.

No pudieron hacerlo, sin embargo. El amanecer trajo consigo un estruendo, el estruendo de una ráfaga de balas. Con ella, una escena sangrienta: tres personas asesinadas y dos heridas. Todo, en Alta Vista, la zona comercial y residencial más importante de la ciudad y, además, en la parroquia Universidad, la más “segura” de Ciudad Guayana.

Se supo entonces que el crimen era la repercusión en Puerto Ordaz de la violencia minera. Las víctimas: Anderson Cuevas, Carolina Aurelia Faría Ceusta y Giuseppe José Socoli Marcano. Horas más tarde, un parquero que trabajaba en el estacionamiento de la discoteca, ubicada en el centro comercial 303, murió en el hospital.

Venganza minera

La profundidad de las heridas hizo presumir a los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que los sicarios utilizaron balas de guerra. En efecto, cuando recolectaron los casquillos de las balas, corroboraron que varias de ellas eran de fusiles de asalto.

En ese momento relució la conexión de los asesinatos con las mafias del sur de Bolívar: una de las víctimas tenía negocios en la mina Cicapra. Aunque todavía no se ha determinado el entramado exacto, todo apunta a que el responsable es el pran conocido como «Capitán».

Testigos relataron que los asesinos, cuatro hombres, pasaron por el frente del centro comercial cuando las víctimas estaban montándose en un Ford Fiesta. Desde un carro, dispararon y huyeron.

Las muertes violentas en el sur de Bolívar han sido norma este año. No solo eso: en lo que va de 2017, según el diario Correo del Caroní, 122 personas han sido asesinadas. Dos por día. Por cierto, no ha habido pronunciamientos ni de la Alcaldía de Caroní ni de la Gobernación de Bolívar, al respecto: las fiestas de carnaval ocupan más a las autoridades regionales.

Foto: Cortesía

In this article

Participa en la conversación