Aumento de la producción petrolera determinará grado de crecimiento de la economía en 2022

economía en 2022 - inflación

FocusEconomics destaca que tasas bajas de inflación y aumento de remesas podrían marcar el rumbo de la economía en 2022 para Venezuela tras el leve crecimiento de 2021, al tiempo que se mantengan o incrementen los niveles de producción y exportación de crudo.

Caracas. Que la economía venezolana creció en 2021, luego de siete años consecutivos de caída y estando casi en el fondo, es una realidad, así como lo es que el impacto en la población de ese crecimiento aún es bajo y que persiste la desigualdad. Este año organismos y firmas proyectan que el PIB seguirá aumentando, aunque dependerá de factores como la producción petrolera, las remesas y la tasa de inflación.

A falta de datos oficiales sobre producto interno bruto desde 2019, firmas de análisis financiero y organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) coinciden en que el año pasado hubo un efecto rebote, con variaciones que varían entre 3 % y 8,5 % según cada proyección, y el repunte del sector petrolero se perfila como la causa principal de ese fenómeno.

La banca de inversión Credit Suisse calcula que, según data disponible del sector, el PIB petrolero aumentó entre 9 % y 10 %, el doble de lo que estimaban en el tercer trimestre de 2021. La firma FocusEconomics, por su parte, resalta que las condiciones macroeconómicas de Venezuela “probablemente mejoraron” en el segundo semestre del año, al tiempo que aumentaban tanto la producción como la exportación de crudo venezolano.

Fuentes secundarias de la OPEP reportan que la producción de Pdvsa aumentó al menos 40 % en 2021 al cerrar el año con un estimado de 681.000 barriles diarios, aunque la cifra resultó ser inferior a las proyectadas por el Gobierno en enero pasado de 1,5 millones de bpd.

La Cepal, por su parte, calcula un 32,5 % de incremento en las exportaciones venezolanas por el repunte de la industria, aunque los ingresos siguen siendo menores al período prepandemia. De mantenerse las proyecciones, el organismo multilateral calcula que en Venezuela la economía en 2022 podría crecer hasta 3 %, incluso más que el promedio de América Latina y el Caribe (2,1 %).

FocusEconomics destaca, además, la asistencia de Irán para impulsar la industria petrolera del país, a pesar de las sanciones estadounidenses que impiden la comercialización directa del crudo. Para 2022 la firma pronostica una expansión de 5,2 % en la economía venezolana, aunque su grado de crecimiento dependerá de la intervención del Gobierno en la economía y las tasas de inflación que se produzcan.

Se espera que en el primer trimestre del año Venezuela salga del ciclo de hiperinflación que padece desde 2017, luego de cuatro meses consecutivos presentando inflación de un dígito. Aún así, el país seguirá teniendo el INPC más alto de la región, con estimaciones de entre 600 % y 800 % al cierre de 2022, según analistas.

Otro factor a considerar en la expansión de 2021 y que puede incidir en el desempeño de este año, según FocusEconomics, es el aumento de las remesas, que firmas como Ecoanalítica estiman en cerca de 2000 millones de dólares al cierre del año pasado, aunque sigue siendo menor que los $3500 millones que ingresaron antes de la pandemia.

La Cepal refiere que en la región la recepción de ingresos por remesas aumentó 30 % hasta noviembre de 2021, una cifra esperanzadora tomando en cuenta el tímido 8 % registrado en 2020 como consecuencia de los confinamientos y el desempleo, de manera que todo sostenimiento o incremento en envío de remesas a Venezuela dependerá del panorama económica mundial, que sigue enfrentando la aparición de más variantes de COVID-19 y tasas de inflación históricas.

Las proyecciones de FocusEconomics muestran que la economía en 2022 a nivel global crecerá 4,3 % (menos que el 5,7 % calculado en 2021). Latinoamérica, por su parte, será el mercado con el crecimiento más lento (menos de 2,5 %) pues se espera que el auge de los precios de las materias primas (principal motor de la región) disminuya a medida que se normaliza la demanda industrial y la OPEP aumente sus cuotas de producción de petróleo.


Participa en la conversación