Las nuevas piezas comenzarán a circular «paulatinamente» a partir del 8 de marzo, según informó el Banco Central de Venezuela en un comunicado.

Caracas. El Banco Central de Venezuela (BCV) amplió este viernes 5 de marzo el cono monetario con tres nuevas piezas de Bs. 200.000, Bs. 500.000 y Bs. 1.000.000. El gobierno anuncia desde enero que aspira llevar el país a una economía “100 % digital”. Incluir billetes de mayor denominación no estaba entre las opciones que promovían las autoridades. Además, hace menos de tres años se adoptó una reforma monetaria que quitó cinco ceros al bolívar.

«Las nuevas piezas de Bs. 200.000, 500.000 y de 1 millón comenzarán a circular paulatinamente a partir del 8 de marzo de 2021. Estos nuevos billetes vienen a complementar y optimizar el actual cono monetario, para cumplir con los requerimientos de la economía nacional», se lee en el comunicado difundido este viernes por el BCV.

La institución añadió que las tres nuevas piezas monetarias tienen en su anverso la imagen del Libertador Simón Bolívar. Asimismo, los billetes de Bs. 200.000 y de Bs. 500.000 cuentan con la imagen del Mausoleo del Libertador Simón Bolívar. El de Bs. 1 millón muestra en su reverso la imagen conmemorativa del Bicentenario de la Batalla de Carabobo.

La reforma que entró el 20 de agosto de 2018 prometía resolver la falta de efectivo para las transacciones cotidianas. Sin embargo, la hiperinflación que se mantiene en el país desde finales de 2017 rápidamente aniquiló las nuevas piezas. En 2020 el cono integrado por 11 billetes y dos monedas no compraba ni 25 centavos de dólar.

Cómo ha ido ampliándose el cono actual

El 20 de agosto de 2018 el cono estaba conformado por 8 billetes de: Bs. 2, Bs. 5, Bs. 10, Bs. 20, Bs. 50, Bs. 100, Bs. 200 y Bs. 500 bolívares. Circularían también dos nuevas monedas de Bs. 0,50 y Bs. 1.

El 12 de junio de 2019 el BCV -apenas diez meses después de la reforma- incluyó tres nuevos billetes de Bs. 10.000, Bs. 20.000 y Bs. 50.000 bolívares. Desde entonces no entraban nuevas piezas. 

Con la incorporación de más piezas este 5 de marzo de 2021 el cono vigente queda conformado por 14 billetes y dos monedas.

En enero de este año solo había 2 % de efectivo en manos del público y se necesita al menos 12 % para que no haya escasez, de acuerdo con un estudio de Econométrica. La peor crisis de efectivo ocurrió en 2018 poco antes de la última reforma monetaria, en ese momento el efectivo en manos del público llegó a un alarmante 0,8 %.

A juicio de la firma de análisis financiero Econométrica los billetes nuevos tienen un poder de compra «muy bajo», «que se irá diluyendo en el tiempo». Por ejemplo, el de Bs. S. 200.000 apenas alcanza para pagar un pasaje de transporte urbano (con el valor actual), mientras que el billete de mayor denominación el de Bs. 1.000.000 equivale a $0,52 a la tasa oficial de este 5 de marzo.

Este 2021 la falta de billetes se volvió una piedra de tranca para hacer cualquier transacción, desde pagar un pasaje en transporte urbano o comprar en una tienda. Los pasajeros pierden hasta 30 % si pagan con divisas, mientras que los comerciantes se ven en la necesidad de comprar efectivo y también han dejado pasar ventas debido a la imposibilidad para dar vuelto. La respuesta de las autoridades había sido impulsar la apertura de cuentas en dólares, debido a que 60 % de las transacciones en el país se hacen con una moneda distinta al bolívar y también llevar a cabo una transformación digital de la economía.

La medida de una ampliación del cono monetario, por parte del BCV, podría no solucionar la severa escasez de efectivo que existe en Venezuela. En la medida que continúe el proceso hiperinflacionario, los nuevos billetes perderán su poco poder de compra«, Econométrica.

Economistas y firmas de análisis macroeconómico sostienen desde hace años que las autoridades deben adoptar cambios en materia fiscal, monetaria y cambiaria. Por ejemplo, para Econométrica acabar con la escasez de bolívares en efectivo que persiste actualmente pasa por una reconversión monetaria, que reduzca ceros a la moneda, así como la emisión de una nueva moneda, acompañada con un orden fiscal.


Participa en la conversación