La Defensoría del Pueblo de Perú pidió investigar lo ocurrido “por contravenir normas vigentes”, sobre todo cuando las personas se movilizaban de forma pacífica. El Ministerio de la Defensa de Perú envió 54 unidades y 1200 efectivos militares al puente Internacional de la Paz para impedir el ingreso de venezolanos. Estas acciones fueron coordinadas con el Ministerio de Defensa Nacional del Ecuador.

Caracas. Un grupo de migrantes y refugiados venezolanos llegaron este martes a la zona de Aguas Verdes, distrito peruano del Departamento de Tumbes, zona fronteriza con Ecuador. Esperaban entrar a Perú. “Hay niños, hay niños”, se escucha en el video después de la primera detonación que el Ejército hizo al aire para impedir el paso de los caminantes venezolanos. Gritos y llantos siguieron después. 

La Defensoría del Pueblo de Perú pidió investigar lo ocurrido “por contravenir normas vigentes”. En dos tuits, el organismo explicó: “En el control de fronteras, la Policía de Perú y las Fuerzas Armadas deben respetar el marco legal que regula el uso de la fuerza y de las armas de fuego. Realizar disparos al aire frente a migrantes que se movilizan de forma pacífica debe investigarse por contravenir normas vigentes”. 

La Defensoría también exhortó al Estado a garantizar el interés superior del niño y los derechos a la reunificación familiar y a solicitar asilo. “Estas obligaciones constitucionales e internacionales no pueden ser desatendidas”, enfatizó. 

A la región de Tumbes llegaron la ministra de Defensa, Nuria Esparch, y el ministro del Interior, José Elice Navarro, “para supervisar las operaciones de control en la frontera” y “detener el ingreso ilegal de extranjeros por pasos no habilitados”, se lee en la cuenta en Twitter del Ministerio de la Defensa. También 54 unidades y 1200 efectivos militares se enviaron al puente Internacional de La Paz. Estas acciones fueron coordinadas con el Ministerio de Defensa Nacional del Ecuador. 

Es importante recordar que las personas no son ilegales. Y en el caso de los venezolanos, el 21 de mayo de 2019, la Agencia de Naciones Unidas pidió a los Gobiernos que, sea cual sea la situación legal de los venezolanos, no sean deportados o forzados a regresar.

Acnur señaló que la mayoría calificarían como refugiados basándose en los criterios más amplios contemplados en la Declaración de Cartagena sobre Refugiados de 1984, que se aplica en América Latina. Los venezolanos huyen de la violación masiva a los derechos humanos, la crisis humanitaria compleja y política. 

Carlos Scull, embajador de Juan Guaidó en Perú, solicitó a la Defensoría del Pueblo peruana, que debe prevalecer un enfoque humanitario, “que considere casos como la reunificación familiar y refugio”. “Solicitamos a la Defensoría que vele por los DD. HH. de los venezolanos en la frontera con Ecuador”. 

Acnur indicó que entre 500 y 700 venezolanos siguen saliendo del país por la frontera con Colombia. Calculan que 70 % de ellos llega a pie, dijo el 11 de diciembre el portavoz de Acnur, Babar Baloch. Desde 2015, han salido más de 5,4 millones de venezolanos en busca de protección internacional. 

Foto referencial: OIM-Tumbes

Lee también
Más de la mitad de los venezolanos en Colombia está en pobreza multidimensional

Participa en la conversación