Para las madres con COVID-19 que estén afectadas por la enfermedad lo recomendable es la extracción de la leche materna, con las debidas medidas higiénicas, para alimentar al bebé. Debe encargarse una persona que esté negativa al virus.

Caracas. La atención médica en distintas áreas de la salud sufrió grandes cambios debido a la llegada de la COVID-19 al país. En el caso de las mujeres embarazadas, la consulta prenatal tuvo que dividirse entre presencial, una vez aprobada la flexibilización, y la telemedicina. Así, los médicos trabajan para garantizar que tanto la madre como el bebé estén saludables.

Las embarazadas se consideran una población vulnerable. El 16 de marzo, fecha en que comenzó la cuarentena en siete entidades del país, se suspendió por primera vez la consulta prenatal en la Maternidad Concepción Palacios. No fue sino hasta el 1° de junio cuando se permitió nuevamente agendar consultas en el contexto del plan 7×7 anunciado por la administración de Nicolás Maduro.

La doctora Moraima Hernández, jefe de Infectología de la Maternidad Concepción Palacios, explicó en un encuentro en línea con la ONG Prepara Familia cuáles son las recomendaciones para las embarazadas en medio de la pandemia:

• ¿Por qué es importante la consulta prenatal?

La idea es que el médico haga una serie de diagnósticos que le permitan hacer intervenciones efectivas que puedan minimizar los riesgos de complicaciones. Hernández explicó que en los últimos años ha ido en descenso la consulta prenatal en el país, lo que se acompaña de la errónea idea del paciente de que es suficiente con hacer un eco al principio y al final del embarazo. Sin embargo, hay muchísimas medidas que se pueden tomar para garantizar que nazca un bebé sano.

Lee también
Reportan 426 casos y tres muertes por COVID-19
¿Embarazo y COVID-19?

Si una embarazada se compara con el resto de la población, el riesgo de contagiarse de COVID-19 no es muy alto. Sin embargo, no quiere decir que la paciente deba rebajar las medidas de prevención, porque existe la posibilidad de caer en complicaciones. Lo que más se ha observado es el aumento de partos pretérmino por la complicación de la salud de la madre, agregó la doctora.

En el caso de que una paciente tenga síntomas respiratorios, debe ir a un centro de atención médica centinela para descartar el virus. Si sale negativo, el médico hará una revisión de otras posibles enfermedades infecciosas. Hernández destacó que sería una excelente medida que en el país se aplicaran pruebas PCR a las embarazadas, debido a la poca confiabilidad de los test rápidos.

Aquellas madres con COVID-19 que estén afectadas por la enfermedad lo recomendable es la extracción de la leche materna, con las debidas medidas higiénicas, para alimentar al bebé. Debe encargarse una persona que esté negativo al virus, aseveró.

¿Cómo ha cambiado la atención médica?

Las medidas de prevención de COVID-19 son para los pacientes y el personal de salud. La idea es que nadie se contagie. En los consultorios ya no atienden el mismo volumen de personas, exigen el uso del tapaboca, hacen estaciones de higiene, y optan por apostar más por la telemedicina.

Los obstetras están trabajando con una serie de cronogramas de cuáles son los momentos importantes en que la embarazada debe asistir, como el primer trimestre, sostuvo la doctora.

Además, en el caso de la Maternidad Concepción Palacios, se disminuyó al máximo el tiempo de hospitalización por prevención, y se toman en cuenta otras causas, como la escasez de agua y que no se les da alimentación a las madres. Imagínate salir del trabajo de parto o cesárea y que el familiar no pueda llegar con la comida, lamentó Hernández.

Lee también
Venezuela suma 441 contagios y cinco muertes por COVID-19
• Movilización limitada.

A las mujeres que viven en ciudades dormitorios se les dificulta ir a las consultas prenatales. La limitación del transporte público y la insistencia en pedir salvoconductos son obstáculos para las embarazadas. La telemedicina ayuda, sí. Pero, a juicio de Hernández, es importante que tengan en cuenta algún centro de salud cerca de su domicilio al que puedan acudir en caso de una emergencia. 

Vigilancia del bebé.

Cualquier síntoma, incluso que el bebé no tome pecho, debe encender las alarmas, aseguró Hernández, e instó a las madres a estar atentas, y si ven cualquier situación irregular, llevar al recién nacido a un hospital o centro diagnóstico integral para realizar el despistaje.

Hernández concluyó que en Venezuela hay muchas enfermedades infecciosas, como el VIH, la sífilis o la tuberculosis, que están haciendo estragos en la población y que también deben ser tomadas en cuenta como la COVID-19. En la Maternidad Concepción Palacios abrieron la cuenta en la red social Instagram @asesorcovid19 para dar asesoría a las mujeres embarazadas.

En los datos oficiales se ha anunciado casos de mujeres con COVID-19 que están embarazadas en estados como Barinas y Aragua. Hernández llamó a quedarse en casa, tratar de cumplir al máximo los métodos de prevención y que los familiares que compartan los mismos espacios también se cuiden.


Participa en la conversación