Dirigentes comunitarios estiman que la Ley de ciudades comunales busca aumentar el control social

consejo comunal

Los líderes comunitarios caraqueños señalaron que el texto no ha sido consultado en las comunidades y que es desconocido por los ciudadanos. Consideraron que se trata de un nuevo intento de imponer el “estado comunal” rechazado en el referendo de 2007.

Caracas. Dirigentes comunitarios de Caracas consideran que el proyecto de Ley de Ciudades Comunales que fue aprobado en primera discusión en la Asamblea Nacional (AN) el pasado 11 de marzo busca aumentar el “control social” sobre los ciudadanos y restar competencias y recursos a los municipios.

La exconcejala de Caracas, Kadary Rondón, indicó que los consejos comunales fueron “silenciados” y que las estructuras que realmente tienen peso en las comunidades son los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).  “Los CLAP son una manera de control social porque te distribuían el alimento, pero en las comunidades que yo conozco, yo vivo en Catia, ha llegado una sola vez en todo el año. Ya parece que no van a tener una manera de controlar por el estómago a los ciudadanos. En las comunidades evidentemente el hambre pega y la gente reacciona”.

Luego de indicar que la AN que se instaló el 5 de enero es “ilegítima”, señala que el oficialismo intenta reeditar el proyecto de estado comunal que fue derrotado en el referéndum de 2007. “Parece que establece un paralelismo al poder municipal y evidentemente es inconstitucional”.

Con esta apreciación coincidió el presidente de la Fundación para la Defensa de Antímano, José Gregorio “Chegollo” Ochoa, quien expresó que se intenta reeditar la propuesta de la “geometría del poder” que presentó Hugo Chávez y que fue rechazada por el electorado.

Están cerrando el puño y concentrando todo alrededor del partido. De eso se trata con esas ciudades comunales, de sustituir a los municipios y a las parroquias por las comunas y dejar a los consejos comunales para el control del Estado.

El “sóviet supremo”

Ochoa también indicó que las estructuras de los consejos comunales están “desbaratadas” y que nunca cumplieron las funciones sociales que les fueron asignadas. “Los consejos comunales son horizontales. Hablan de voceros, no tienen presidente, no tienen directiva. Son cuestiones muy amplias, en las que permitían que la gente participara a través de la asamblea de ciudadanos. Eso se ha ido acabando porque el Estado los ha ido convirtiendo en unos repartidores de bolsas de carbohidratos y de comida”.

Lee también
Caracas acumuló 1357 nuevos casos de COVID-19 en una semana

Explica que estas organizaciones fueron sustituidas por otras con un control más férreo del Gobierno y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como el “estado mayor”, los jefes territoriales y las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCH). “Eso es más concentración de poder para una persona. Estamos en presencia del sóviet supremo”.

Neira de Walker, quien fundó un consejo comunal en la parroquia San Pedro, señala que desde hace un año viene denunciando, ante el Ministerio de las Comunas, la creación de consejos comunales en la zona que no cumplen con los requisitos legales.

Ellos tenían desde hace dos años haciendo estos proyectos y aparecieron estos consejos comunales Ellos están sentando sus bases para las ciudades comunales y eso viola la Constitución. Se han constituido esos consejos comunales y la gente está dormida, cuando quieran despertar va a ser tarde.

Sin consulta ni debate

Luego de su aprobación en primera discusión, la Ley debía entrar en un proceso de consultas. Incluso la AN —cuya legitimidad es cuestionada por parte de la oposición y decenas de países occidentales— creó una página web por la que las personas pueden dar su opinión sobre el proyecto vía electrónica, pero el articulado no aparece publicado en este portal, ni se conoce una página oficial que haya publicado el proyecto para que las personas lo puedan revisar antes de responder esta encuesta.

Los líderes comunitarios consultados señalaron que el tema no se ha discutido en sus comunidades. “Hoy me informaron que con las cajas CLAP hacen a las personas firmar las planillas que apoyan el proyecto. La persona firma que recibió la caja y total que la firma no es para eso. Parece que le dan otro destino. En plena pandemia, ¿con quién te estás reuniendo para informar del proyecto de las ciudades comunales? ¿Con quién si la gente no debe salir a la calle?”, cuestionó de Walker.

Lee también
 José “Chegoyo” Ochoa: La oposición no piensa en la organización de base en las comunidades

Esta apreciación fue respaldada por Ochoa y Rondón quienes indicaron que las personas emplean su tiempo en cubrir sus necesidades básicas.

La gente no está enterada. Dicen que están en proceso de consulta, pero la están consultando entre ellos mismos, será en la Plaza Bolívar. En las comunidades no es un tema de discusión. El tema es que no ha llegado el alimento.

La “ofensiva comunal”

Ochoa indicó que lo único que se ha visto en las comunidades es algo que el Gobierno denomina la “ofensiva comunal” que tendría la intención de restarle autonomía a estas instancias. “Quieren elegir los consejos comunales como una especie de elección de segundo grado, violando las propias leyes de ellos, que establecen que se elegía de forma directa y secreta. Ahora los consejos comunales los van a elegir a dedo en todo el país”

Para Rondón los ciudadanos deben informarse sobre este tema y los dirigentes en sus comunidades deben alertar sobre los peligros de esta norma. “Al estilo de lo que hicimos en cuanto a la reforma (de 2007). En ese momento la información fue muy importante para parar muchas cosas, que luego lograron hacer por la ley de la fuerza, pero el pueblo estaba claro en aquel momento. Tenemos que tener información y hablar con la gente”.

Ochoa señala que ya en algunos casos en las comunidades se está hablando de constituir “autogobiernos locales”, con financiamiento privado, para escapar a la “imposición” del Estado sobre los movimientos sociales y dar respuesta a las numerosas necesidades. “Esa ofensiva comunal lo que intenta es apretar más el puño para controlar la base social de las comunidades. Hay que crear esos autogobiernos locales. Se trata de la misma comunidad resolviendo sus problemas ante la apatía del Estado”.

Lee también
Solo 98.000 trabajadores de la salud han sido vacunados contra la COVID-19 en Venezuela

Participa en la conversación