La ONG Espacio Público documentó 18 casos al inicio del 2021. Las agresiones más frecuentes fueron la intimidación, el hostigamiento judicial y las amenazas. 2020 cerró con 994 violaciones a este derecho humano. 

Caracas. En enero se registraron 18 casos, correspondientes a 30 violaciones a la libertad de expresión, según la organización no gubernamental Espacio Público. Las agresiones más frecuentes fueron la intimidación, el hostigamiento judicial y las amenazas. 

La mayoría de las víctimas documentadas fueron periodistas (38 %), medios de comunicación (34 %) y organizaciones no gubernamentales (12 %). Y los agresores, generalmente, son funcionarios, instituciones del Estado o los cuerpos de seguridad. 

La incautación de los equipos del canal digital Venezolanos por la Información (VPI TV) fue uno de los hechos registrados en enero, específicamente, el viernes 8 cuando funcionarios de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) iniciaron un procedimiento que duró más de siete horas

se registraron
Foto: La Patilla

Durante el proceso, sin orden legal, los trabajadores estuvieron retenidos y los interrogaron acerca de sus funciones en el canal. Tres días después, VPI TV anunció que cesaba sus operaciones temporalmente, luego de la clausura del estudio de televisión y de la oficina de redacción.

El proceso administrativo y sancionatorio afectó a más de 100 personas y resta las posibilidades de informarse de los venezolanos

Espacio Público registró que 2020 acumuló 994 violaciones, principalmente, detenciones de ciudadanos y periodistas en el contexto de manifestaciones por la exigencia de los servicios públicos.

Hostigados medios digitales y periodistas 

El portal digital Efecto Cocuyo fue hostigado por una cuenta en Twitter de la Aviación Militar Bolivariana. Al medio lo señalaron de publicar información falsa. También Radio Fe y Alegría y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) fueron acusados de recibir financiamiento de Reino Unido. 

En enero también fue clausurado por cinco días el diario Panorama, por orden del Seniat. Mientras que el diario Tal Cual estuvo bajo un ataque informático en dos ocasiones, que impidió a los lectores acceder al portal para informarse.

La organización también documentó el hurto de los equipos en la sede de Fe y Alegría Monagas 105.9 FM, que afectaron la conectividad de la emisora a la red nacional. 

También los periodistas Odell López y Gabriela Gónzalez (WRadio Colombia) fueron atacados e insultados por el diputado de la Asamblea Nacional, José Brito. El parlamentario también amenazó de abrirle una investigación al comunicador Alejandro Hernández (La Gran Aldea).

Foto principal: Maru Morales P.

Lee también
IPYS registró 636 violaciones a la libertad de información incluyendo dos asesinatos

Participa en la conversación