Especialistas aseguran que los cargos imputados hacia el líder sindical son otra “excusa ridícula” del gobierno de Nicolás Maduro para llevar a cabo su detención. En los últimos meses, el vocero lideró protestas y denunció casos de corrupción en las petroleras del país.

Caracas. El director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), Eudis Girot, continuará detenido por presunta comisión de delitos asociados al “terrorismo” y “porte ilícito de arma”, informó el director vicepresidente de la ONG Foro Penal, Gonzalo Himiob en su cuenta Twitter.

La audiencia de presentación de cargos ante el Tribunal Estadal Cuarto de Primera Instancia en Funciones de Control con Jurisdicción Nacional y competencia en casos vinculados con Delitos Asociados al Terrorismo concluyó este viernes 27 de noviembre. Así, en los próximos 45 días se espera que el gobierno de Nicolás Maduro presente la acusación contra el líder sindical.

Abogados consultados, que solicitaron no ser citados, explicaron que la detención arbitraria de Girot es una excusa del gobierno para privar de libertad a quienes consideren «perjudicial o peligroso para ellos”. Asimismo, señalaron que el hecho de que los cargos no encuadren con el perfil del enjuiciado es solo otra evidencia de un proceso judicial “viciado”.

“Es el mismo caso de Roland Carreño y de Roberto Marrero, todos son presuntos terroristas, traidores a la patria o portan armas de guerra. Es un guion montado. Que sean periodistas o sindicalistas solo lo hace más grotesco porque no hay razón para detenerlos”, indicaron.

Detención arbitraria

El pasado 18 de noviembre, Girot denunció que funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) se presentaron con una orden de detención en la residencia del sindicalista en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui.

“Agradezco la solidaridad y apoyo de los vecinos Basta de atropello y criminalización de las protestas” escribió el director ejecutivo de Futpv en su cuenta de Twitter. La detención se llevó a cabo al día siguiente.

El lunes 22 de noviembre fue trasladado a Caracas para ser presentado ante el Tribunal Especial Tercero dada la naturaleza de los delitos por los que fue acusado.

De acuerdo con la abogada miembro del equipo de Foro Penal y encargada de la defensa del sindicalista, Arelys Ayala, fue acusado por delitos de terrorismo, asociación para delinquir, revelación de información confidencial y conspiración.

“Criminalización de la protesta»

En los últimos meses, Girot encabezó manifestaciones regionales y estatales en exigencia de beneficios salariales y mejores condiciones laborales para los trabajadores de la industria petrolera.

Además, el vocero denunció presuntos casos de corrupción vinculados a mafias de combustible de petroleras del país, así como en el holding petrolero estatal Pdvsa.


Participa en la conversación