El exfutbolista y entrenador argentino murió este miércoles en Buenos Aires debido a un paro cardiorrespiratorio, según confirmaron varios medios locales.

Caracas. Diego Armando Maradona falleció este miércoles en Buenos Aires a los 60 años de edad, según confirmaron varios medios argentinos.

El exfutbolista y entrenador sufrió un paro cardiorrespiratorio que le produjo el deceso en su casa, ubicada a las afueras de la capital argentina. Maradona había sido dado de alta el 11 de noviembre tras someterse a una operación en el cerebro por un hematoma subdural.

El otrora mediocampista se desempeñaba como director técnico del club Gimnasia y Esgrima de La Plata desde el 5 de septiembre de 2019 y el 30 de octubre del mes pasado en la reanudación del torneo argentino —casualmente en la fecha de su cumpleaños— recibió un homenaje de parte de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) y la Liga de Fútbol Profesional en la cancha del bando platense.

A principios de este mes, Maradona fue internado en la clínica La Plata por presentar un cuadro depresivo y, al realizarle diversos exámenes, se le encontró un hematoma en el cerebro, que fue removido en otro centro hospitalario. La intervención fue exitosa, de acuerdo con su médico, Leopoldo Luque, quien hace dos semanas aprobó el traslado a su vivienda, donde falleció este 25 de noviembre.

Uno de los mejores de la historia

La muerte de Maradona marca el adiós de uno de los más grandes futbolistas de la historia. El Pelusa marcó una época con la selección argentina, a la que lideró para ganar el Mundial de México 86. Su gol ante Inglaterra en los cuartos de final de la cita azteca es considerado por la FIFA como el mejor en la historia de la Copa del Mundo.

Nacido en la humilde barriada de Villa Fiorito, Maradona desde muy joven llamó la atención de los ojeadores y su debut en el fútbol profesional se produjo en Argentinos Juniors, donde estuvo desde 1976 hasta 1981. En su país también actuó en Boca Juniors (1981-1982), Newells (1993-1994) y nuevamente en Boca (1995-1997).

En el extranjero es recordado e idolatrado por su paso por el Napoli, un modesto club del sur de Italia al que llevó a ganar la Serie A, la Copa Italia, la Copa de la UEFA y la Supercopa. En el club celeste estuvo entre 1984 y 1992 y en el Viejo Continente también vistió la camiseta de Barcelona (1982-1984) y Sevilla (1992-1993).

El 25 de octubre de 1997, el diez se retiró como jugador tras una carrera marcada por los triunfos deportivos, pero también por la adicción a las drogas, los excesos y las constantes polémicas que le granjearon más de una enemistad en el mundo del balón.

Luego de colgar los botines, Maradona inició una etapa no tan exitosa como director técnico, si bien llegó al banquillo de la selección argentina, a la que dirigió en la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.

Reacciones

El fallecimiento de Maradona generó una gran cantidad de reacciones de personalidades del fútbol internacional. «Cuando todo estaba lleno de optimismo, que iba a estar cuidado, así es la vida. Hubiera jugado hasta los 50 años si hubiera vivido una vida normal. Nunca le perdonaré a la FIFA que lo haya suspendido por dos años. Una persona no se cura así», señaló el entrenador y seleccionador argentino argentino César Luis Menotti.

«La Asociación del Fútbol Argentino, a través de su presidente, Claudio Tapia, manifiesta su más profundo dolor por el fallecimiento de Diego Armando Maradona», expresó la AFA en su cuenta Twitter, mientras que el astro brasileño Pelé también lamentó la muerte de Maradona.

«Que noticia triste. Perdí un gran amigo y el mundo perdió una leyenda», escribió el Rey con una foto del argentino, quien deja cinco hijos reconocidos.

«Un día triste para todos los argentinos y para el fútbol. Nos deja pero no se va porque el Diego es eterno», posteó el capitán de la Albiceleste, Lionel Messi.

Entre los anuncios que generó el deceso de Maradona figuran el duelo nacional de tres días que decretó el presidente argentino Alberto Fernández y el rebautismo con su nombre del estadio San Paolo de Nápoles. La Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) también decretó tres días de duelo y suspendió el choque entre Boca e Internacional por la Copa Libertadores, mientras que en Europa, la jornada de Liga de Campeones guardó un minuto de silencio antes de cada compromiso.


Participa en la conversación