Gobierno prorroga un mes más la exoneración de impuestos y aranceles a más de 3000 bienes importados

bienes importados

La medida extiende hasta el 31 de diciembre la exención de IVA e impuestos a la importación decretada en agosto y tomada dos semanas después de que Delcy Rodríguez asistiera a Fedecámaras y hablara sobre sustitución de importaciones.

Caracas. Los llamados y reclamos del sector privado por una presunta “competencia desleal” que favorece a los productos importados por encima de los nacionales siguen sin respuesta palpable, toda vez que el gobierno de Nicolás Maduro prolongó por un mes más su política de exoneración de tributos a bienes foráneos.

En la Gaceta Oficial N° 42.266 del 30 de noviembre, mediante Decreto N° 4.618, el Ejecutivo decidió prorrogar hasta el 31 de diciembre de este año la vigencia de los artículos 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9 del Decreto N° 4.552 publicado el pasado 6 de agosto, dejando por fuera solo una de las exoneraciones.

En concreto, el Gobierno exoneró del pago del impuesto de importación e impuesto al valor agregado (IVA) a las importaciones definitivas de bienes muebles realizadas por órganos y entes de la Administración Pública Nacional (APN) y por personas naturales y jurídicas con recursos propios clasificadas en al menos 2500 códigos arancelarios.

Cabe destacar que entre los códigos exonerados se encuentran tanto bienes terminados como productos o materia prima destinados a ser utilizados para fabricar o producir otros productos en el país. Sin embargo, posterior a la promulgación del primer decreto -en agosto- los principales gremios tildaron la medida de poca favorecedora.

Desde 2018 y 2019, cuando el gobierno de Maduro comenzó a relajar los controles a la economía y permitir la libre importación por parte de privados, se volvió común la presencia de productos importados en anaqueles de las principales ciudades del país y la proliferación de bodegones, a pesar de la narrativa oficial que acusa a las sanciones y “el bloqueo” como responsables de la crisis.

El Ejecutivo, desde entonces, ha estado prorrogando la exoneración de impuestos a importaciones cada seis meses, aunque poco a poco dejando por fuera a las materias primas y favoreciendo los bienes terminados, normativa que gremios como Conindustria, Fedecámaras, Consecomercio y cámaras industriales como la de plásticos, vestido y calzado y productos químicos han denunciado.

De hecho, Alimentos Polar -el conglomerado industrial alimenticio más grande del país- denunció en septiembre que la medida del 6 de agosto eliminó la exoneración de impuestos y aranceles a la importación de maíz, necesaria para producir harina de maíz precocida ante la mermada producción nacional de ese producto gracias a años de abandono al agro.

Los gremios privados insisten en que las políticas arancelarias estén dirigidas a beneficiar la producción nacional, exonerando de impuestos solamente a bienes que no se produzcan en el país. En julio, durante su participación en la Asamblea Anual de Fedecámaras, la vicepresidente Delcy Rodríguez dijo que el Gobierno estaba dispuesto a dialogar con el sector privado sobre el tema, aunque 15 días después se produjo una nueva exoneración.

La nueva medida, vigente desde el 1° de diciembre, vuelve a exonerar del pago de IVA a las importaciones de otros bienes muebles clasificados en 1191 códigos arancelarios, aplicando alícuotas de 12 % ad valorem a 137 de ellos y de hasta 2 % a bienes de informática y telecomunicaciones, sus partes, piezas y accesorios, “no producidos o con producción insuficiente en el país”

Las importaciones definitivas realizadas por personas jurídicas cuyas actividades sean del sector automotriz, clasificadas en otros 457 códigos, también estarán exentas de IVA e impuesto a la importación. Lo mismo aplicará hasta el 31 de diciembre a las importaciones hechas por la APN destinadas a “evitar la expansión de la pandemia”, señaladas en otros 721 códigos.

Decreto N° 4.552 – Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.636 by Crónica Uno on Scribd

Lea también

Producción de maíz y arroz en el país solo cubre hasta cuatro meses de abastecimiento

En tres años la brecha de precios entre el producto nacional y el importado pasó de 84% a 23%


Participa en la conversación