Después de 62 años de producción continua, Goodyear de Venezuela cesa las funciones de su única planta, ubicada en la zona industrial de Valencia. Los trabajadores recibieron la información a través de un comunicado.

Valencia. La jornada laboral se inició con normalidad. Los trabajadores del primer turno, que llegaron a las 5:00 a. m. de este lunes, dispusieron del transporte de la empresa, el servicio médico y el comedor. A las 8:00 a. m. les indicaron que debían apagar las calderas y, de inmediato, les informaron en un comunicado que la empresa cesaba operaciones en Venezuela.

Jhon Peña, secretario de organización del sindicato, informó que, en el comunicado, indicaron que Goodyear de Venezuela había honrado la cancelación de sueldos y prestaciones sociales y que, además, pagaría un bono extra y un cupo de cauchos para cada trabajador.

Peña señaló que la empresa no ha cancelado lo indicado en el documento.

Eso es totalmente falso (…) Además, quedaron pendientes otros beneficios como ‘fiesta del cauchero’, el plan vacacional y el bono de útiles escolares«.

Asimismo, se refirió a que la empresa aclaró que, a partir de este lunes, no se hace responsable de lo que se produzca en esa planta. Detalló que en almacenamiento contaban con inventario de materia prima, proveniente del Fondo Chino, y que solo faltaban dos insumos que no impedían la producción: negro de humo y un aceite que es despachado por Petróleos de Venezuela.

La empresa tiene una capacidad instalada de 9000 cauchos diarios; sin embargo, desde 2015 empezó la merma en la producción y, en la actualidad, solo fabricaban 1000 cauchos diarios; es decir, 30 %.

Una vez conocida la noticia, algunos empleados procedieron a retirar sus pertenencias y guardarlas en cajas.

Julián Rodríguez, de 63 años, dedicó 34 a trabajar en Goodyear de Venezuela. Es uno de los 1100 empleado afectados. Todos los días salía de su casa en el municipio Los Guayos a las 4:00 a. m. para trabajar. Nunca imaginó que la transnacional decidiera paralizar sus funciones en el país.

Con voz desairada, Rodríguez aseguró que se irá a su casa a descansar, al tiempo que recordó cuando ingresó a trabajar en esa planta:

Esta era la mejor empresa de Carabobo y Venezuela. Hace dos años empezó a cambiar todo, aunque nos aumentaban no alcanzaba, y cada mejora y cada logro se lo comía la inflación. Nunca pensé que esto iba a pasar«.

Luego de que representantes de la Inspectoría del Trabajo y la Sundde se reunieran con representantes sindicales, acordaron realizar mesas de trabajo para determinar si aplican el artículo 147 de la Ley Orgánica del Trabajo o se buscan otras vías para reactivar la planta.

En agosto de este año, la empresa Pirelli de Venezuela también cesó las operaciones de su única planta en el país, ubicada en el municipio Guacara del estado Carabobo. No obstante, la empresa fue reactivada luego de ser vendida a una transnacional boliviana.

Fotos: Leomara Cárdenas


Participa en la conversación