Grupo antimotín impidió protesta pacífica de enfermeras del Hospital Central de Maracay

enfermeras

Enfermeras del HCM siguen exigiendo salarios dignos y mejores condiciones laborales. Al reclamo, se han sumado enfermeras del eje este del estado Aragua. La protesta de las enfermeras del Hospital Central de Maracay no se realizó como estaba pautada por impedimentos de las cuerpos de seguridad del estado.

Maracay. “Si no están de servicio, se retiran a sus domicilios”. De esta manera, un funcionario de la Policía de Aragua, amedrentó a un grupo de enfermeras del Hospital Central de Maracay, que este jueves, intentó protestar pacíficamente en las afueras del centro asistencial.

“No estamos violando ninguna ley”, respondió una de las enfermeras, quien en compañía de otras de sus colegas, con pancartas en mano, querían llamar la atención de las autoridades sanitarias del estado y del Gobierno nacional, exigiendo salarios justos y mejores condiciones laborales.

Mientras tanto, un gran piquete policial motorizado permanecía en el estacionamiento del Hospital Central de Maracay, cuya presencia fue calificada por la presidenta del Colegio de Enfermeras del estado Aragua, Yésica Vidal, como exagerada y arbitraria.

Las únicas armas que exhibieron fueron pancartas, marcadores y sus desgastados uniformes, solo para denunciar pacíficamente un salario de apenas tres dólares al mes que no alcanza para nada, señaló Vidal.

Denunció que el Hospital Central de Maracay fue custodiado fuertemente por las fuerzas de seguridad del estado y hasta por un grupo antimotín, que impidió a las enfermeras realizar la protesta y mostrar nuevamente, las condiciones salariales deplorables en las que deben trabajar.

Es muy lamentable que los funcionarios de los cuerpos de seguridad que en cualquier momento necesitarán de la atención de salud, hayan amedrentado e impedido esta protesta, que además constituye un derecho constitucional, sentenció Vidal.

El acoso y el amedrentamiento en contra de las enfermeras en Aragua también viene del patrono. Así lo reiteró Vidal, al señalar que dentro de los propios centros de salud, muchas enfermeras han sido objeto de suspensión de salarios, destituciones y otras retaliaciones, solo por exigir sueldos dignos, condiciones laborales óptimas y dotación de equipos, insumos y medicamentos.

“No tengan miedo y sigan denunciando”, dice Vidal. En definitiva, todo el personal de enfermería del estado, sigue cumpliendo con su deber solo por vocación y mística, pues muchos de ellos inclusive buscan ingresos como vendedores en sus horas libres, para sobrevivir”.

Enfermeras del eje este de Aragua trabajan con las uñas

Dorka González, representante del gremio de enfermería en el eje este del estado Aragua, participó con sus colegas en una protesta pacífica que pudo realizarse frente al ambulatorio Padre Lazo, en La Victoria, municipio Ribas. 

Para nadie es un secreto las necesidades que todo el personal de salud y particularmente de enfermería, está atravesando ante la grave crisis económica. Nuestros ingresos no cubren lo más elemental para nuestras familias”, dijo González.

Lee también
Personas de la tercera edad exigen vacuna contra la COVID-19 en calles de Maiquetía

Participa en la conversación