Guaidó comenzó a formar gabinete y nombró a Leopoldo López como su coordinador

Guaidó comenzó a formar gabinete

Julio Borges cumplirá las funciones de canciller; Alejandro Plaz se ocupará de la recuperación económica; Javier Troconis estará al frente de la gestión de los activos de la República recuperados; y Humberto Prado se encargará de la protección de los Derechos Humanos. Leopoldo López dirigirá el Centro de Gobierno encargado de articular al gabinete.

Caracas. Juan Guaidó comenzó a formar su gabinete ejecutivo y para articular su accionar creó el Centro de Gobierno que puso en manos de su mentor político, Leopoldo López.

Sin llamarles ministros sino comisionados presidenciales, los cinco funcionarios designados este miércoles vienen a sumarse a los 40 representantes diplomáticos, delegados ante la OEA y el Grupo de Lima, el Procurador Especial, el jefe del Centro de Comunicación Nacional y los directivos ad hoc para Citgo, Monómeros y CVG que desde febrero en adelante le representan ante la comunidad internacional.

El presidente de la Asamblea Nacional y encargado de la República (Art. 233) Juan Guaidó hizo el anuncio en una rueda de prensa desde la Universidad Metropolitana en Caracas, donde asiste a la presentación del Plan País Infraestructura.

Además de López, los funcionarios designados este 28 de agosto son: el diputado Julio Borges como comisionado presidencial para las relaciones exteriores; Alejandro Plaz como comisionado presidencial para el desarrollo económico; Javier Troconis como comisionado presidencial para la gestión de activos recuperados; y a Humberto Prado como comisionado presidencial para defensa de los Derechos Humanos y atención a las víctimas.

Además, Guaidó ratificó a los diputados Miguel Pizarro y Manuela Bolívar como encargados de la Comisión Especial para Seguimiento a la Ayuda Humanitaria; a los diputados Juan Andrés Mejía y José Guerra como encargados de la Comisión Especial de Plan País; y al diputado Sergio Vergara junto con el estratega político J.J. Rendón como cabezas de la Comisión de Estrategia para la Atención de la Crisis, nombramiento este último que había hecho público el pasado 15 de agosto.

Las tareas

Juan Guaidó explicó que el comisionado para relaciones exteriores, Julio Borges, se ocupará de “aumentar la presión internacional sobre la dictadura” en las áreas diplomática y financiera, buscar más respaldo en el mundo y “hacer crecer la coalición internacional a favor de la democracia en Venezuela. Además le corresponderán las funciones propias de un canciller en lo relativo a la coordinación del trabajo de los representantes diplomáticos, el servicio exterior, las funciones consulares y una adicional: la crisis migratoria.

Lee también
Instalaciones de la CVG y sus empresas se caen a pedazos por falta de mantenimiento 

El comisionado para desarrollo económico, Alejandro Plaz, se ocupará de coordinar estrategias para la “recuperación económica y productiva y la superación de la pobreza”; atender la emergencia, articular los equipos de deuda pública, establecer relaciones con los entes multilaterales y buscar cooperación internacional en materia económica.

El comisionado para la gestión de activos, Javier Troconis, encabezará el levantamiento de los inventarios, la rendición de cuentas de los activos recuperados y las auditorias de las empresas y bienes de la República en el exterior.

El comisionado para los Derechos Humanos y atención a las víctimas, Humberto Prado, deberá —explicó Guaidó— “vigilar el cumplimiento de los Derechos Humanos, una tarea titánica en un país donde se violan cada uno de los derechos de los venezolanos”.

El presidente encargado dijo que próximamente informará a los adjuntos para cada uno de los comisionados así como los equipos de trabajo que les acompañarán. Además, acotó: “En los próximos días anunciaremos a los agregados militares en las distintas embajadas de países vecinos. Es momento de hacer definiciones en cada uno de los espacios. De avanzar en conjunto con lo nacional e internacional para poner fin al desastre”.

Centro de Gobierno

Con respecto a la factibilidad de que Leopoldo López pudiera coordinar el gabinete de manera efectiva, luego de que la embajada de España —que lo acoge desde el 30 de abril pasado— informara que no se le permitiría ningún tipo de actividad política desde sus instalaciones, Guaidó replicó: “El Centro de Gobierno será un espacio de articulación y haremos lo necesario para que no entorpezca las reglas de la embajada”.

Lee también
Instalaciones de la CVG y sus empresas se caen a pedazos por falta de mantenimiento 

Juan Guaidó destacó el hecho de que todos los venezolanos designados hasta ahora en distintos cargos públicos están ejerciendo sus funciones “bajo riesgo de persecución a ellos, a sus familias, de que les congelen los bienes o sean detenidos”, y resaltó que todos lo hacen sin cobrar porque su gobierno interino no maneja fondos públicos.

“Agradezco a todos los venezolanos que aceptaron las designaciones valientemente y el compromiso en ejercer a plenitud las competencias que logremos arrancarle al régimen para rescatar la democracia. Algunos están en el exilio, otros están en Venezuela, algunos de los adjuntos van a estar en el país pero entendiendo que es un riesgo de persecución y cárcel”, afirmó.

¿Quiénes son?

Guaidó también se refirió brevemente a las negociaciones en Barbados y a la sentencia de la Sala Constitucional del TSJ que modificó inconstitucionalmente el sistema electoral universitario y ordenó hacer elecciones de autoridades en las universidades autónomas en 6 meses.

Respecto a Barbados, ratificó que de momento no está prevista una nueva reunión y que no lo estará “hasta que logremos que sea certero ir a una solución”. Agregó: “Si es para ir a verse las caras, eso no le sirve al pueblo de Venezuela. Si hay una negociación para el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres, ahí estaremos”.

Con respecto a la sentencia, manifestó que es un falló írrito e irregular de un tribunal que “no representa a la justicia ni a los venezolanos”. Dijo que debe darse una respuesta política y que la misma debe tomarse en conjunto con las autoridades, los estudiantes, los obreros y los profesores y que con ese propósito sostendrá reuniones próximamente.

¿Quiés es quién?

Leopoldo López, de 48 años, es economista y político. Fue cofundador de Primero Justicia en el año 2000, en 2006 se separó de la tolda rojinegra y se sumó a Un Nuevo Tiempo. En 2009 rompió en malos términos con UNT y en diciembre de ese año presentó a Voluntad Popular, partido que se formalizó en 2011 con sus primeras elecciones internas. A la par, se desempeño como alcalde de Chacao entre 2000 y 2008. En febrero de 2014 encabezó las protestas denominadas La Salida y fue apresado por ese motivo. El 30 de abril de 2019 apareció en libertad junto con Juan Guaidó. Desde ese día está protegido en la embajada de España en Caracas. Su cuenta Twitter es @leopoldolopez.

Lee también
Instalaciones de la CVG y sus empresas se caen a pedazos por falta de mantenimiento 

Julio Borges, de 49 años, es abogado y político. En el año 2000 fundó el partido Primero Justicia. En 2010 fue electo diputado a la Asamblea Nacional y fue reelecto en 2015. Entre octubre de 2017 y febrero de 2018 representó a la oposición en la mesa de negociación en República Dominicana y tras recibir amenazas contra su familia, optó por el exilio en Colombia. En febrero de este año Guaidó lo designó representante diplomático de su gobierno ante el Grupo de Lima. Su cuenta Twitter es @JulioBorges

Alejandro Plaz, de 63 años, es ingeniero eléctrico y uno de los fundadores de la Asociación Civil Súmate junto con María Corina Machado. Plaz fue perseguido judicialmente en 2005 por las denuncias de Súmate contra el sistema electoral venezolano pero su juicio nunca avanzó.

Javier Troconis es abogado venezolano especializado en materia petrolera y administración pública. El pasado 13 de febrero fue designado como integrante de la junta directiva ad hoc de Citgo Holding Inc. Al día siguiente el Ministerio Público al servicio de Nicolás Maduro abrió una investigación en su contra y ese mismo día el TSJ le congeló sus bienes y cuentas y le dictó prohibición de salida del país.

Humberto Prado, de 63 años, es abogado y director del Observatorio Venezolano de Prisiones, ONG que asiste a los presos venezolanos y documenta las violaciones contra sus derechos humanos. Ha sido objeto de persecución y acusaciones de parte de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro y en respuesta ha recibido medidas de protección de la CIDH. En 2009 recibió el premio de Derechos Humanos entregado por la Embajada de Canadá. Su Twitter es @HUMBERTOPRADOS.


Participa en la conversación