La OMS señala que rociar el cuerpo con alcohol o cloro no sirve para matar los virus que ya han entrado en el organismo.

Caracas. Desde uso de ibuprofeno, interferón, calor, limón, ajo, sopa caliente, el brebaje que toma Maduro, de todo se ha dicho en los cinco continentes que sería útil para frenar el COVID-19. Ahora está de moda rociar a las personas con cloro.

En casa la gente hace uso del ingenio para evitar la propagación de bacterias y virus. Sin agua, en muchos hogares es muy poco lo que se puede hacer. Ahora, incluso lo hace el Gobierno, se impone rociar agua clorada para evitar la propagación de la enfermedad.

Lo hacen en los mercados para poder entrar. Con pistolas de agua “bañan” a las personas, o las hacen pasar por un arco de plástico, tipo carpa, que tiene el efecto de una regadera de jardín que esparce una mezcla de cloro, cuyo grado de pureza química no ha sido informada a la población. 

Todos, niños, ancianos, asmáticos, alérgicos pasan por esa barrera de control para poder entrar a los mercados. 

En algunos comercios hay vendedores que usan spray y, sin consultar, hacen que los compradores abran las manos para el lavado.

“Me dio una reacción, se me hincharon las manos”, comentó Iria Salas, quien fue sorprendida por el hombre trajeado con equipo de bioseguridad que estaba en la entrada principal del mercado municipal de Coche. 

Pero sepa que la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha insistido en que, hablando de las sustancias químicas, rociar estas no sirve para matar el virus cuando ya está dentro del organismo.

Los otros mitos tampoco atacan la epidemia, esto también lo ha dicho en sus mensajes multimedia a través de las diferentes plataformas. 

Del ajo, por ejemplo, ha dicho que, aunque es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas, no hay evidencias en el brote actual de que comer ajo proteja a las personas del COVID-19. 

*Ahora bien, ¿qué pasa con el cloro o con el alcohol? Estas sustancias pueden dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes, pues improvisar no mata el coronavirus.

*¿Cómo se puede desinfectar? Hay varias medidas que se pueden aplicar para protegerse del nuevo coronavirus. Empiece por limpiarse las manos con frecuencia con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón. 

*¿Impide el aceite de sésamo que el COVID-19 entre al cuerpo? La OMS dice que hay algunos desinfectantes químicos que pueden matar el virus en las superficies. Estos incluyen cloro, gel y alcohol, disolventes como el éter dietílico, alcohol etílico a 75 %, ácido cloroformo. Sin embargo, tiene poco o ningún impacto en el virus si se aplica en la piel o debajo de la nariz. Incluso puede ser peligroso poner estos químicos en su piel.

*¿Cómo y cuándo puedo usar la lejía? Cuando una superficie esté sucia, primero límpiela con jabón o detergente y enjuáguese con agua. Luego use un desinfectante como lejía, que mata las bacterias, hongos y virus. Cuando use este producto póngase guantes y diluya en agua antes.

*¿Se puede ligar cloro con vinagre? No. Esa mezcla produce gas cloro, puede dar tos, enrojecer los ojos, quemar y causar problemas para respirar.

*¿Es bueno el cloro con amoníaco? No. Al unirse estos dos químicos se genera un gas tóxico que dificulta la respiración y puede dar dolor en el pecho.

*¿Se puede mezclar cloro con gel alcoholado? No. Juntos producen cloroformo, un químico altamente tóxico.

*¿Qué es lo más efectivo? Lavarse las manos con agua y jabón todas la veces que sea necesario, y mantener distancia social. Ninguna mezcla de químicos es buena para la salud y esto no mata el coronavirus.

Lee también
Producción de maíz disminuyó 30% en 2020 en medio de desfase tecnológico y falta de financiamiento

Participa en la conversación