Las fallas son por peines partidos, gomas vencidas, frenos defectuosos o peldaños deteriorados, por lo que han quedado fuera de servicio, en mantenimiento o a la espera de repuestos.

Caracas. Al entrar o salir del Metro hay que jugar a encontrar qué escaleras mecánicas están en movimiento. Una, dos, tres y hasta cuatro pueden tener parales con la frase “acceso cerrado”, por lo que piden a los usuarios dirigirse a otras. Así, las personas preparan las piernas para subir más de 40 escalones.

Están quienes suben los peldaños de dos en dos para ahorrar tiempo, otros inician con buen ritmo y a la mitad se detienen para recuperar el aliento. Este es el ejercicio diario de los usuarios, no tienen escapatoria.

Las fallas que se pasean por las escaleras mecánicas son, en algunos casos, por la antigüedad que tienen estas, por peines partidos, gomas vencidas, frenos defectuosos o peldaños deteriorados. Es así como solamente en la Línea 1 —de Plaza Venezuela a Propatria— hay 38 escalares fuera de servicio, según se pudo constatar durante un recorrido realizado por el equipo de Crónica.Uno entre el viernes y el lunes.

Muchas están desmanteladas dado que les sacan los repuestos para ponérselos a otras. De acuerdo con la data recopilada por este portal, en 2016 en toda la Línea 1 eran 43 las escaleras dañadas.

Metro de Caracas
En Colegio de Ingenieros funcionan tres escaleras mecánicas de las seis que tiene.

En la Línea 3 la situación no mejora: son 17 las inoperativas, 5 menos que el año pasado. Mientras que en la Línea 4, aunque la mayoría estaba en funcionamiento, los ascensores no. Una operadora de Plaza Venezuela —quien prefirió no identificarse— estimó que el número de escaleras en mantenimiento o clausuradas puede ascender a 80. “Es excesiva esa cantidad”, dijo.

El personal técnico puede tardar algunos días en atender los reportes para repararlas puesto que es una situación generalizada en todo el sistema o por falta de repuestos. En algunos casos pueden tener hasta meses inoperativas.

Estoy mal de la vista, imagínate. Tengo que subir o bajar poco a poco para no pelar un escalón, comentó una mujer de la tercera edad en la estación El Valle.

A través de la cuenta en Twitter @Metro_Caracas se destacan los avances. El 27 de octubre publicaron que el mayor general César Ramón Vega González, presidente del Metro de Caracas, informó que tras una alianza con Covencaucho ya se encontraban operativas 27 escaleras mecánicas en la Línea 1.

En una nota de prensa difundida por el organismo de transporte el 20 de octubre, Vega aseguró: “Adicionalmente nuestro personal especializado elaboró un proyecto para la adquisición de 169 escaleras mecánicas para el próximo año. En definitiva, vamos avanzando en la operatividad de estos equipos electromecánicos”. También manifestaron que los pasamanos están siendo recuperados mediante la técnica de la vulcanización.

Metro de Caracas
Algunas escaleras han sido desmanteladas para utilizar esos repuestos en la recuperación de otras escaleras

Escaleras a contra sentido.

El 2 de noviembre, 3 personas presentaron lesiones leves tras un accidente ocurrido en la escalera 9 de la estación Plaza Venezuela.

Se  mantienen apagadas y con parales en ambos extremos para evitar que el usuario suba por allí. Pues tienen una falla y se prenden solas al sentir sobrepeso, también se les van los frenos o avanzan en contra sentido. Ese día los usuarios quitaron los parales y las utilizaron. Al avanzar en contra sentido, 3 resultaron heridos. Gracias a Dios no de gravedad«, contó la operadora.

Las demás personas, asustadas y molestas, presentaron un reclamo por escrito y lo firmaron. Los operadores realizaron un informe de lo sucedido. “Velamos por la seguridad e integridad del usuario, pero hay situaciones que sinceramente se les escapan de las manos a los operadores. Y se tienen que tomar revisiones para evitar que pasen este tipo de situaciones”, agregó la operadora.

[irp posts=»73353″ name=»Deterioro del Metro de Caracas avanza a pasos agigantados (I)»]

El déficit de personal en las estaciones también afecta la prestación de servicio de calidad a personas con alguna condición física o visual. El déficit es de casi 85 %. Trabajamos con las uñas. Esta situación de las escaleras, por ejemplo, hace que tengamos que subir y bajar 80 escalones para buscar y trasladar a su destino a estos usuarios. Aquí en Plaza Venezuela son necesarios 15 operadores y tenemos 6. De esos, 4 están en las casetas y son 2 los que quedan para las actividades que salgan. A veces tenemos personas en silla de ruedas. Entonces ellos piden a los usuarios que los ayuden a bajar o subir, señaló la operadora.

Metro de Caracas
Ante la inoperatividad de las escaleras mecánicas, los usuarios deben subir o bajar hasta 40 escalones.

“Hay estaciones en que me dejan hasta 45 minutos porque no hay operadores. En El Silencio me ha tocado”, relató una usuaria con discapacidad visual. La operadora le ofrece una silla para que espere mientras llega alguien a buscarla y llevarla al andén. Otras actividades, como recoger objetos que se han caído a los rieles, deben esperar más de 45 minutos hasta que el personal pueda resolver.

La labor de los operadores ya alcanza otras «especialidades»: Hemos sido enfermeros, psicólogos, madres [cuando se pierde un niño], rescatista de animales para ayudar a salir a los perros que entran en la vía energizada.

 Fotos: Luis Miguel Cáceres


Participa en la conversación