El presidente del Frente Unido de Transporte, Elpidio Mora, anunció que a partir de este 8 de enero, el precio del pasaje urbano y suburbano será de 3000 y 5000 bolívares, respectivamente. La escasez de repuestos e insumos y el alto costo de los pocos que se consiguen, obligan a los transportistas a incrementar, sin autorización oficial, el precio de los pasajes.

Maracay. De manera unilateral, los transportistas del estado Aragua afiliados al Frente Unido de Transporte (FUT) decidieron incrementar el precio del pasaje urbano y suburbano en 3000 y 5000 bolívares, respectivamente, a partir de este 8 de enero.

Este nuevo incremento eleva el pasaje en más 100 % de la tarifa vigente que era de Bs. 1000, precio al que fue elevada la tarifa —también de manera unilateral— en diciembre pasado.

Aunque para los miles de usuarios, este incremento representa otro duro golpe a su ya devaluado ingreso salarial y califican como abusiva la medida, los transportistas alegan la necesidad del aumento para medianamente paliar los elevados costos de mantenimiento de las unidades de transporte, cuyo parque automotor ha mermado en 85 % de acuerdo con lo señalado por el presidente del FUT, Elpidio Mora.

Es insostenible mantener la flota de unidades de transporte con los actuales precios. La escasez de repuestos e insumos como el aceite, además de los exagerados precios de los pocos que se consiguen en el mercado, hace imposible cubrir los gastos operativos de las unidades«, explicó Mora.

De allí que, sin permiso de las autoridades municipales, los transportistas del estado decidieron el incremento, luego de una reunión de afiliados celebrada el pasado viernes 5 de enero.

Nos critican —dijo Mora— porque aumentamos el precio del pasaje sin autorización, pero ¿quién autoriza el incremento exagerado de los repuestos, lubricantes e insumos que se necesitan para el mantenimiento de las unidades?

A manera de ejemplo, el representante del sector transporte sostuvo que en la actualidad, una paila de aceite para el motor cuesta entre 12 a 17 millones de bolívares, mientras que 1 litro de aceite ya alcanza el millón de bolívares. El cambio de aceite y filtro de cada unidad, que debe realizarse de manera mensual, cuesta aproximadamente 28 millones de bolívares.

Los cauchos son inaccesibles. Un neumático supera los 15 millones, mientras que una simple tripa para reparar un caucho cuesta más de un millón.

Incremento del pasaje en Aragua
La GNB también se sumó al despliegue de seguridad en los terminales de Aragua

Ante estos exhorbitantes precios, los transportistas de la región —afiliados a las 84 líneas registradas en el estado— no retrocederán en su decisión de incrementar el precio de los pasajes, pese a que varias autoridades municipales —como la presidenta de la cámara municipal de Girardot, Milinda Soto— rechacen tal incremento por considerarlo arbitrario.

Es por ello que, desde las 5 de la mañana y por órdenes del gobernador Rodolfo Marco Torres, el secretario de seguridad ciudadana Juan Sulbarán, anunciaba en su cuenta en Twitter (@juansulbaran10) el despliegue de un dispositivo de seguridad en todos los terminales de pasajeros y principales paradas del transporte público de la región.

Mientras los transportistas afiliados al FUT reclaman atención oficial a sus exigencias, otros aseguran que han recibido insumos de la Prooveduría Socialista del Transporte Aragüeño «Jacinto Peña S.A». De hecho, el gobierno regional ha anunciado la entrega reciente de 830 pailas de aceite para las distintas rutas. Sin embargo, el presidente del FUT asegura que esa entrega, además de insuficiente, se realizó hace tres meses y las unidades requieren y exigen mantenimiento mensual.

Esta prooveduría fue inaugurada en mayo del 2013 por el entonces gobernador Tareck El Aissami, quien anunciaba la venta de repuestos, lubricantes e insumos automotores con precios de hasta 25 % menos, la obtención de créditos con un porcentaje del 3 % de interés y aseguraba que dicha prooveduría se encargaría de comercializar repuestos y partes a todos los transportistas del estado y a aquellas personas naturales organizadas en asociaciones civiles y corporativas.

Y mientras los cuestionamientos van y vienen, los usuarios además de padecer la falta de suficientes unidades de transporte que les permitan llegar a sus lugares de estudio o trabajo, manifiestan su molestia por este nuevo incremento que no podrán cubrir, pese al reciente aumento salarial hecho por el Gobierno.

Para ir y regresar a mi trabajo debo cancelar 4 pasajes diarios. Ese gasto es mayor al sueldo mínimo que gano«, dice profundamente molesto uno de los tantos usuarios que a diario esperan largas horas en el terminal de pasajeros de Maracay para abordar una unidad.

Por otra parte, la merma en la flota de transporte tiene a los usuarios padeciendo desde hace meses. Muchas de las rutas o líneas han disminuido considerablemente su parque automotor ante la imposibilidad de mantenerlas operativas. En su mayoría, prefieren hacer uso de camionetas pick up y camiones que fungen como transporte improvisado, en donde los choferes cobran 2000 bolívares y los pasajeros van expuestos a cualquier riesgo.

El presidente del FUT, Elpidio Mora, aseguró que el transporte en la región se ha reducido en un 85 %. Líneas de transporte público privado que contaban en otrora con 83 unidades, actualmente solo mantienen 9 circulando, como es el caso de la Unión El Castaño, por citar solo un ejemplo.

Foto Cortesía


Participa en la conversación