En el primer semestre del año hubo 416 saqueos o intentos de saqueo, señala el reporte del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

Caracas. La ausencia de comida, medicinas, papel higiénico, pañales, jabón y de una larga lista de productos esenciales aumenta, lo que genera molestias en los ciudadanos y por lo cual las protestas y las acciones violentas crecen en diversas partes del país.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) en un informe detalla que en la primera mitad de 2015 se reportaron 502 protestas por alimentos, en igual período de 2016 se documentaron 954, de manera que se registró un incremento de 90 %. Ese comportamiento refleja que hubo 5 protestas diarias en todo el país.

Junio fue el mes en el que se registraron los mayores reclamos y sumaron 274. En Caracas los vecinos de zonas como las Fuerzas Armadas, Catia, Carapita y La Vega salieron a las calles a reclamar la falta de artículos de primera necesidad, situación que se repitió en ciudades de los estados Anzoátegui, Bolívar, Guárico, Yaracuy, Zulia, Táchira y Sucre, donde saquearon camiones y locales.

Solamente en Cumaná (estado Sucre) más de 70 comercios fueron violentados y hubo enfrentamientos entre civiles y los cuerpos de seguridad.

El OVCS indica que en el primer semestre hubo 416 saqueos o intentos de saqueo en todo el país, 215 % más que en 2015, cuando fueron 132.

Lee también
Saqueos y revueltas por comida dominan la cotidianidad en Ciudad Guayana

La organización detalla: “Desde marzo los saqueos superan a los intentos de saqueo. En lo que va de año se han documentado 243 saqueos y 173 intentos de saqueo en todo el país” y agrega que “continúan los actos violentos en contra de locales comerciales, abastos, supermercados y transportes”.

Lo que generan los Clap

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), que fueron creados por el  Gobierno para distribuir bolsas de comida casa por casa, han sido motivo de protestas.

El informe del Observatorio de Conflictividad Social señala que “el Estado implementó un sistema de distribución de productos alimenticios controlado por grupos con filiación político-partidista denominados Clap. Según la vocería gubernamental con este nuevo esquema de distribución se garantizará la seguridad alimentaria y soberanía del país. Sin embargo, desde que los Clap iniciaron la distribución de productos se incrementaron considerablemente las protestas por alimentos”.

Los Comités fueron conformados durante la reestructuración de la Misión Alimentación y en abril empezaron a repartir bolsas de comida, pero el despacho ha sido discrecional. Algunas comunidades han podido adquirir las bolsas una vez al mes, otras zonas no han tenido acceso a esos paquetes. Las bolsas llegan con menos artículos de los prometidos. Los consejos comunales en cada comunidad piden requisitos diferentes, a lo que se añade la ausencia de control en el reparto de la comida.

Lee también
Cumaná aún no se recupera de los saqueos y la violencia

Con el funcionamiento de los Clap las protestas subieron, en mayo repuntaron 320 % y en junio 309 %, en comparación con los mismos meses de 2015.

Foto: Miguel Hernández


Participa en la conversación