La variedad de electrodomésticos es reducida porque el sector no ha recibido divisas y los pocos equipos que están en el mercado son costosos. Y quienes deciden traer mercancía usan sus propios dólares

Mayela Armas/@mayearmas

Caracas. Desde noviembre de 2013 cuando se registró el “Dakazo”, el sector de electrodomésticos no ve luz. Los inventarios bajaron y la reposición de mercancía ha costado por el recorte en la entrega de dólares a los fabricantes nacionales y a los importadores.

Y quienes decidieron traer mercancía usan sus propios dólares, por lo cual los precios de los pocos artículos que hay en el mercado son elevados.

Elsa González es encargada de un comercio en San Martín y contó que en el negocio la variedad de productos es baja y cuando recibe algo de mercancía viene con un precio nuevo. “Me llega de una a dos neveras cada dos semanas y ya el proveedor me avisó que cuando me distribuyan nuevas tendrán otros precios”.

Equipar actualmente una casa cuesta, porque las personas tienen que visitar muchos establecimientos para encontrar los productos y además ver bien los precios. Actualmente, una familia en la compra de una nevera, una lavadora, una cocina, un televisor, un equipo de sonido y un aire acondicionado tiene que gastar mínimo 535 mil bolívares.

En un recorrido realizado por Crónica.Uno se evidenció que la nevera más barata cuesta 285 mil bolívares, pero son pocos los establecimientos que las tienen. En otros locales la más económica llega a estar en 490.000 bolívares.  Situación similar se registró con las lavadoras. Si es semiautomática su precio va desde 86 mil a 112 mil bolívares, y si es automática, la más asequible vale 216 mil bolívares. Los costos de las cocinas oscilan entre 32 mil y 65 mil bolívares.

Lee también
La difícil carrera para sobrevivir al cáncer de mama sin equipos de diagnóstico

En el caso de los televisores los precios varían según las pulgadas y la tecnología. En los locales de varias zonas del Área Metropolitana el más económico es el de 21 pulgadas y se encuentra en 60 mil bolívares.

Muchos comercios no se han logrado recuperar del Dakazo de fines de 2013
Muchos comercios no se han logrado recuperar del Dakazo de fines de 2013

Pese a los precios, Carlos Rodríguez, propietario de un comercio en el centro de Caracas, indicó que “tengo pocas neveras y lavadoras y aunque no son baratas las personas se las llevan”. Ante un deterioro acelerado del bolívar, aquellos que tienen alguna disponibilidad buscan la manera de protegerse y una vía es la adquisición de electrodomésticos.

Edgar Berríos, presidente de Anafade, señaló que “cada dos o cuatro años los venezolanos cambiaban los electrodomésticos, porque les gustaba estar al día con la tecnología, pero actualmente es difícil. Atender la demanda es complicado, porque desde el ‘Dakazo’ los inventarios están bajos”.

Comentó que el desabastecimiento de equipos es alto y las mayores fallas son con neveras, aires acondicionados y microondas. “Existen pocos equipos con tecnología de punta”.

Se complica

El 8 de noviembre de 2013 el presidente Nicolás Maduro ordenó bajar los precios de todos los equipos que estuviesen en los anaqueles de las tiendas Daka, lo que generó largas colas a las puertas de los establecimientos no solo de esa cadena, sino también en muchas tiendas del ramo a escala nacional.

Tras la medida, los inventarios se agotaron. Y aunque el Gobierno prometió que habría una recuperación, la realidad es que aún los comercios siguen golpeados por el «Dakazo». Berríos apuntó que “estamos peor que hace dos años. No se han asignado divisas y la deuda con proveedores supera los 200 millones de dólares”.

Lee también
La difícil carrera para sobrevivir al cáncer de mama sin equipos de diagnóstico

El recorte en los dólares tiene a los fabricantes nacionales en jaque. El vocero del sector privado detalló que por ejemplo, “no se han otorgado divisas para traer los insumos para los motores de lavadoras, no hay cobre y así como otra cantidad de materiales. Las empresas no saben qué hacer”.

Ante las limitaciones que enfrenta el sector el panorama para diciembre, que suele ser un mes de alta demanda, se complica. Carlos Rodríguez indicó que “las personas aprovechan ahorita para comprar, porque no saben cómo estará la situación de aquí a diciembre. Cuando ven algunos artículos los reservan”.

Fotos: Cristian Hernández


Participa en la conversación